Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Imputado Camps por malversación en la gestión de la Fórmula 1

La juez cita al expresidente valenciano seis años después del caso de los trajes

Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Camps pilota un Ferrari con Fernando Alonso;Luca Cordero, presidente de Ferrari;Felipe Massa, piloto de Ferrari, y Rita Barberá, en el circuito de Cheste.

Camps pilota un Ferrari con Fernando Alonso;Luca Cordero, presidente de Ferrari;Felipe Massa, piloto de Ferrari, y Rita Barberá, en el circuito de Cheste.

Galería Noticia

  • Camps pilota un Ferrari con Fernando Alonso;Luca Cordero, presidente de Ferrari;Felipe Massa, piloto de Ferrari, y Rita Barberá, en el circuito de Cheste.

pamplona- El expresident de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha sido citado a declarar como investigado (imputado) el próximo 24 de enero por la instructora del caso Valmor por un supuesto delito de prevaricación y otro de malversación. Para ese mismo día ha sido también citado a declarar el expiloto de motociclismo Jorge Martínez Aspar, por los mismos delitos, en una de las piezas separadas de la causa que se investiga en un juzgado de Valencia por presuntas irregularidades en la organización de los Grandes Premios de Europa de Fórmula 1 que tuvieron lugar en Valencia entre 2008 y 2012.

Hace seis años, Camps ya compareció como investigado en el caso de los trajes, la ramificación de Gürtel que lo forzó a dimitir y de la que más tarde fue absuelto por un jurado. El expresidente lleva imputado en la investigación de la Fórmula 1 desde 2015 y hace dos años la juez ya lo citó a declarar, pero Camps solicitó una suspensión para que se tradujesen unos contratos y, después, pidió no ser llamado hasta que no lo hubiesen sido todos los testigos del caso, lo que la juez instructora acordó sin que la Fiscalía Anticorrupción se opusiera.

En sus apariciones públicas desde entonces ha negado haber cometido ninguna ilegalidad en la organización del Gran Premio de Europa. La prueba urbana celebrada en Valencia entre 2008 y 2012 que el expresidente prometió que no costaría un euro a los ciudadanos y cuya factura superó los 200 millones de euros.

La Fiscalía acusa a Camps de haber utilizado una empresa pantalla, Valmor Sports, dirigida por su amigo, el expiloto Jorge Martínez Aspar, para ocultar que en realidad era la Generalitat la que asumía el coste de las carreras. Una estrategia que, según Anticorrupción, empleó para eludir las leyes de contratación del sector público. La Policía ha concluido, además, que en la parte del Gran Premio que sí gestionó abiertamente la Administración que dirigía, diversos contratos fueron amañados.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) mantiene que Camps “lideró el proceso de negociación” para la celebración de la prueba del Mundial de Automovilismo con el patrón de la F-1 Bernie Ecclestone, pese a que teóricamente se trató de un acuerdo entre las empresas del magnate británico y la que dirigía Aspar.

El exdirigente del PP anunció ayer su intención de recurrir en apelación a la Audiencia de Valencia para evitar declarar como investigado. “De la documentación que la jueza ha ido acumulando y de los múltiples testimonios que se han ido produciendo no se puede colegir en absoluto que hubiera ninguna irregularidad en la gestación de la Fórmula 1”, sostuvo.

En la nueva providencia, además, se ha citado a diferentes testigos, tal y como reclamaba el ministerio fiscal: para el 26 de enero a Belén Reyero -la que fue responsable del departamento de Eventos de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana- y a Nicolás Figueras -exdirector de esta entidad-. Estas dos personas no figuraban como imputadas en la causa. Ahora, con estas citaciones, el procedimiento suma cinco investigados: Camps, Aspar, Reyero, Figueras y la exconsellera de Cultura Lola Johnson. - D.N. / Foto: Efe

los apuntes

Empresa de bingo. El Grupo Orenes, una de las grandes empresas del sector del juego en España y a la que está vinculado el flamante nuevo presidente de la Oficina Anticorrupción del Partido Popular, el exdiputado murciano Andrés Ayala, logró en 2016 un año récord con un “crecimiento exponencial” de todas sus magnitudes, según explica el operador de bingos, casinos y apuestas en el informe de gestión de sus últimas cuentas anuales.

Año récord de crecimiento. Las cuentas de Orenes reflejan un crecimiento del beneficio neto del 77%, hasta 19,9 millones, lo que multiplica por cuatro la cifra de 2014, cuando fue de 5,18 millones. El importe neto de la cifra de negocios aumentó un 73,8%, hasta cerca de 330 millones, y el resultado de explotación creció un 64%, hasta 26,76 millones.

Vínculos con el PP. Controlada al 50% por las familias Franco y Orenes y con activos de 300 millones y 1.400 empleados, Orenes es una de las mayores empresas de un sector en el que otro nombre destacado es Codere, también vinculada al PP a través del actual ministro de Justicia, Rafael Catalá (que fue alto directivo hasta finales de 2011) y al exministro Pío Cabanillas, miembro de su consejo.

El Post-it

Amenaza de Trillo. El exministro de Defensa del PP Federico Trillo ha presentado alegaciones contra el proceso que ha iniciado el Ayuntamiento de Alcoy (Alicante) para retirarle el título de Hijo Adoptivo, distinción concedida en 1999, y ha amenazado con llevar a los concejales a los tribunales. El pleno aprobó el pasado 30 de enero comenzar un expediente para que Trillo deje de ostentar este reconocimiento por su gestión del accidente del Yak-42, en la que se cuestionó la limpieza en la contratación de los vuelos.

Herramientas de Contenido