Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Los soberanistas apuestan por un nuevo proceso constituyente

Liberar a los presos y ensanchar las bases del soberanismo son los otros dos ejes del programa conjunto

Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

pamplona- Han tenido que sortear infinidad de problemas, derivados sobre todo por los recelos mutuos entre las formaciones nacionalistas catalanas que se hicieron más que patentes que nunca después de que el Gobierno desactivara las estructuras de la Generalitat con el artículo 155 como ariete. Pero todo indica que JuntsxCat, ERC y la CUP podrían llegar a compartir tres puntos estratégicos que, en todo caso, quedarían fuera de sus programas. A la espera de lo que el lunes decrete el Supremo, el primero pasaría por reclamar la liberación de los encarcelados. El segundo sería la no aplicación del artículo 155 y el reconocimiento del resultado del referéndum del 1-O. El tercero, por último se basaría en la aplicación de políticas sociales para ampliar el apoyo social al soberanismo con la apertura de un proceso constituyente.

Las negociaciones a tres bandas para la introducción del proceso constituyente como uno de los ejes de la estrategia unitaria fue reconocida ayer, en el transcurso de una reunión informal con periodistas, por la directora de campaña de JuntsxCat, Elsa Artadi. Y aunque en un principio quedará desligado de los programas que cada partido, es un punto decisivo. No en vano, venía siendo uno de los principales caballos de batalla a la hora edificar unos mínimos básicos entre los partidos soberanistas, que arrancaron las negociaciones con una propuesta dotada de nueve puntos en común para, con el paso de las semanas y tras intensas disputas, dejarlos en tan solo tres. Sin haber cerrado aún un texto que entre al detalle pero con avances en lo que respecta a las líneas maestras que JxCat, ERC y la CUP podrían compartir, los tres partidos volverán a reunirse el próximo lunes. Cerrar un acuerdo definitivo sobre estos tres puntos es la meta final, aunque tampoco se descarta que las conversaciones puedan llegar a fracasar o, por el contrario, incluir nuevos conceptos que modifiquen. Tal y como se sabía con anterioridad, es que Catalunya en Comú-Podem (CeC) no está presente en las negociación.

Las tres formaciones soberanistas apuestan por abrir “un proceso constituyente”, aunque tanto JuntsxCat como ERC abogarían por hacerlo sin marcarse plazos de antemano y habilitando de forma paralela una negociación con el Estado. De hecho, y pese a la tibieza mostrada en algunas ocasiones por el aparato de los antiguos convergentes, la líder de los republicanos, y número uno de su candidatura a las elecciones autonómicas, fue clara esta misma semana. Marta Rovira aseguró que no retrocederá en sus aspiraciones para la construcción de la república catalana. Tampoco habrá una apuesta por el retorno a la vía autonómica, aunque ello conllevara una vuelta a la casilla de salida toda vez que el anterior proceso constituyente fue fulminado de facto por la aplicación del 155. La situación de los exconsellers de ERC y JuntsxCat encarcelados es uno motivos que sirve para engrasar la negociación para adoptar tres puntos programáticos en común. Ejemplo de ello es que ambos organizarán actos conjuntos cuando estén relacionados con lo que consideran “presos políticos”. En cuanto al Govern tras el 21-D, la directora de campaña del partido que encabezará el expresident Carles Puigdemont rechazó la posibilidad de que haya dos gobiernos -uno legítimo y otro ejecutivo como planteó Rovira-, pues “los países normales no tienen dos gobiernos”. - D.N.

Herramientas de Contenido