sobre todo en el área de la Cuenca y Tierra Estella

Al menos 69 partidos suspendidos

meteorología | la nieve obligó a aplazar numerosos encuentros durante el día de ayer en navarra

Iker García - Domingo, 3 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El campo del Ardoi, en Zizur, completamente cubierto por la nieve.

El campo del Ardoi, en Zizur, completamente cubierto por la nieve. (@ardoifutbol)

Galería Noticia

El campo del Ardoi, en Zizur, completamente cubierto por la nieve.

pamplona- La nieve hizo acto de presencia durante el viernes, lo que, sumado a las bajas temperaturas de la noche, obligó a la suspensión de al menos 69 partidos en todas las categorías del fútbol navarro, sobre todo en el área de la Cuenca de Pamplona y Tierra Estella.

La cifra de encuentros es un mínimo ya que en ella únicamente se contabilizan los partidos suspendidos desde la Federación Navarra, a instancias del club local. Los choques en los que se presentaron los dos equipos y el árbitro decidió suspender no están incluidos en esa cifra, ni tampoco los partidos de Fútbol 8, en los que no hay árbitros federados, por lo que la decisión depende de los dos clubes.

En Tercera División se suspendieron dos encuentros: el Valle de Egüés-Cirbonero y el Beti Kozkor-Oberena -en Lekunberri ya se había tenido que suspender el viernes el partido de Primera Regional entre Beti Kozkor y Lagunak-.

En Primera Autonómica únicamente no se pudo disputar un encuentro, el que enfrentaba al Zirauki y al Erri-Berri. Tampoco pudieron jugarse el San Jorge-Lagunak, el Ardoi-Doneztebe, el Castillo de Tiebas-Mutilvera, el Beriáin-Aibarés ni el Infanzones-Lagun Artea, todos ellos del grupo 1 de Regional Preferente.

En Primera Regional, además del partido de Lekunberri ya mencionado, también tuvieron que ser suspendidos el Iruña-Aurrera de Liédena, el Universidad de Navarra-Gares, el Valle de Egüés-Bidezarra y el Sesma-Huracán. En cuanto a la categoría Regional Femenino, no se pudieron disputar el Ardoi-Baztán ni el Berriozar-Universidad de Navarra.

En categoría juvenil también se terminaron suspendiendo varios partidos. En División de Honor, el San Juan-Varea se aplazó, mientras que el Osasuna-Arenas de Getxo se terminó disputándose, a pesar de la insistencia del club rojillo, que pidió que no se jugara al entender que no era seguro para los jugadores -el terreno de juego presentaba varias zonas con placas de hielo-. De hecho, sin salir de Tajonar, el Osasuna-Cirbonero, de Liga Nacional, no se jugó. También se suspendieron el Amigó-Pamplona y el San Juan-Mutilvera, de la misma categoría;el Berriozar-Beti Onak, de Primera Juvenil;y diez partidos más de Segunda Juvenil.

categorías inferioresA partir de categoría cadete es más complicado conocer la cifra de partidos aplazados, aunque la Federación Navarra confirma que al menos 40 partidos se suspendieron entre cadete e infantil. En Fútbol 8 es todavía más complicado, pero la Federación estima que la gran mayoría de partidos que se iban a disputar la mañana del sábado no pudieron jugarse.