balonmano | España 28-24 Angola

España aprueba el examen

balonmano las ‘guerreras’, que hoy se miden a paraguay (20.30 h), empiezan con buen pie el mundial de alemania, al imponerse a la selección de angola

Domingo, 3 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Lara González y Eli Chávez impiden el paso a una rival.

Lara González y Eli Chávez impiden el paso a una rival. (AFP)

Galería Noticia

Lara González y Eli Chávez impiden el paso a una rival.

España 28

Angola 24

ESPAÑA (15+13) Navarro;Carmen Martín (9, 4p), Almudena Rodríguez (3), Núñez, Lara González (1), Cabral (6, 1p) y González de Garibay (1) -siete inicial-. Zoqbi (ps), Arderius, Chávez (1), Jennifer Gutiérrez, Etxeberria, Paula García, Pena (5, 1p), Mireya González y Musons (2).

ANGOLA (13+11) Branco;Kamalandua (2), Machado (3), Guialo (5), Cazanga (7), Dos Santos (1) y Kassoma -siete inicial-. Marta Alberto (ps), Nenganga, Da Silva, Paulino (1), Silva, Paulo, Oliveira, Danila Carlos (5, 1p) y Peres.

Marcador cada cinco minutos 3-2, 6-4, 9-8, 3-9, 15-11, 15-13 (descanso);17-16, 18-16, 20-16, 24-19, 25-21 y 28-24 (final).

Árbitros Pavicevic y Raznatovic (Montenegro). Excluyeron por dos minutos a Núñez (2), Cabral (2), M. González y Lara González por España;y a Machado, Cazanga (2) y Dos Santos por Angola.

Pabellón Arena Trier.

madrid- La selección española de balonmano cumplió con los deberes y dio un paso fundamental para estar en los octavos de final, tras imponerse ayer por 28-24 a Angola, en el estreno de las Guerreras en el Mundial de Alemania. Una victoria que el renovado conjunto español no comenzó a cimentar hasta que logró controlar los movimientos de la imponente pivote angoleña Albertina Kassoma.

Amparada en su impresionante físico, la jugadora rival concitó todas las atenciones de la defensa española, una circunstancia que permitió a la primera línea africana gozar de los espacios necesarios para aprovechar su lanzamiento exterior.

Esta circunstancia supo explotarla especialmente la lateral Cazanga, que se convirtió en un enigma irresoluble para España, como confirman los seis tantos que firmó en el primer tiempo.

El problema obligó a reaccionar al banquillo español, que tuvo que recurrir a los centímetros de Eli Chávez, el techo de la selección, para controlar definitivamente las circulaciones de Kassoma, mucho más peligrosa por su movimientos que por su poderío goleador.

Igualada la batalla física en la línea de seis metros, la selección española no sólo pudo controlar a la pivote angoleña, sino que además tuvo la capacidad para salir a tocar a las lanzadoras rivales quienes, bajo presión, bajaron notablemente su efectividad. España no desaprovechó este hecho y, con un tirón en el marcador, se puso con una ventaja de cinco goles (15-10) en el m.24. Sin embargo, Angola se sobrepuso y, tras un parcial de 0-3, redujo la brecha a dos goles al descanso (15-13).

pena coge el timónLas angoleñas salieron enchufadas en la segunda mitad e incluso redujeron aún más esa diferencia (17-16). El cambio de defensa propuesto por Viver, con una avanzada 5/1, acabó cerrando los espacios a Angola y esto tuvo sus efectos en el juego de las Guerreras.

La zaga funcionaba y, cuando no lo hacía, aparecía la figura de la portera Darly Zoqbi con acertadísimas intervenciones. En ataque, Nerea Pena comenzó a estar más certera que en la primera mitad. No sólo dirigía y abría huecos para que sus compañeras lanzasen, sino que además de su brazo salieron cuatro de los cinco goles que anotó durante el partido. Arropada por una incombustible Carmen Martín y una Alexandrina Cabral sublime, guio a la nueva selección hacia su primera victoria. Un equipo, no obstante, donde la brecha entre las veteranas y las debutantes aún es muy amplia. Algo normal que, conforme transcurra el torneo, todo apunta a que se irá reduciendo. - Efe/B.E.I.

Últimas Noticias Multimedia