Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Hegemones

Paz Siria

Por Miguel Turullols - Lunes, 4 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Seis años y medio, 400.000 muertos y millones de desplazados después, los actores involucrados en el conflicto sirio vuelven a la mesa de negociaciones en Ginebra.

Putin, convertido en el actor más influyente en Siria, se reunió hace la semana pasada con Bashar al-Assad, presidente y, principalmente, carnicero sirio;con Erdogan, presidente turco, y Rohaní, presidente iraní.

Rusia, Irán y Turquía han acercado posturas, aunque cada uno persigue objetivos diferentes e, incluso, difieren sobre la situación de Al-Assad. Turquía exige su salida, Irán le quiere mantener y Rusia podría decantarse hacia cualquier lado.

De hecho, aquí está el quid de la cuestión: Al-Assad. ¿Se le echa o no? Antes, la respuesta hubiera sido un clamoroso sí salvo por Irán y Rusia. Hoy, que ya prácticamente ha ganado la guerra, se empiezan a escuchar voces a favor de Al-Assad, al que convierten en el único actor que puede garantizar una Siria estable en el futuro.

Desde luego, el enfoque es totalmente erróneo. Mayor inestabilidad surgirá en el futuro si se permite a una persona masacrar a su pueblo con tal de no ceder el poder. Sólo un castigo ejemplar podría evitar este terrible precedente.

No obstante, la esperanza de llegar a un acuerdo en esta ocasión es ligeramente superior. En primer lugar, porque los grupos opositores parecen que también ha acercado posturas. Y en segundo término, y esto es peligroso, porque Al-Assad ya casi ha ganado la guerra. Rusia y Assad tienen, hoy por hoy, la sartén por el mango. Habrá que ver qué términos ofrecen y si estos son medianamente aceptables. La oposición podría aceptar la formación de un Gobierno de transición que convoque elecciones. Pero nunca con Al-Assad al frente.

La solución, por lo tanto, recae sobre Rusia, que ostenta la mayor influencia sobre Al-Assad. Quizá el inesperado abrazo que este le dio al mandatario ruso esta semana fuera por ello. “Por favor, no me abandones”. Veremos si le abandona o no.

Más sobre Política

ir a Política »

Últimas Noticias Multimedia