Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Familiares de los premiados destacan su devoción y amor por Navarra

El nieto de Julio Altadill y el sobrino nieto de Hermilio Olóriz, orgullosos por recibir la Medalla de Oro
Barkos aplaude que los historiadores tuvieron en cuenta la pluralidad de Navarra al diseñar la bandera

María Olazarán / Patxi Cascante - Lunes, 4 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El sobrino nieto de Hermilio de Oloriz, Eladio Guallart (i), y el nieto de Julio Altadill, del mismo nombre, reciben el aplauso de Aznárez, Barkos y Ayerdi.

El sobrino nieto de Hermilio de Oloriz, Eladio Guallart (i), y el nieto de Julio Altadill, del mismo nombre, reciben el aplauso de Aznárez, Barkos y Ayerdi. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

El sobrino nieto de Hermilio de Oloriz, Eladio Guallart (i), y el nieto de Julio Altadill, del mismo nombre, reciben el aplauso de Aznárez, Barkos y Ayerdi.

“Sentía una gran devoción por su tierra, Navarra, Vasconia, Euskania, el país del euskera” “Destaco su sentido de la amistad y por su amistad con Campión hoy se sentiría solidario con él”

PAMPLONA.- Los familiares de Hermilio de Olóriz y Julio Altadill, que junto a Arturo Campión, fueron reconocidos ayer con la Medalla de Oro de Navarra coincidieron en destacar el “amor y la devoción” que estos historiadores sentían por Navarra. Uno de los nietos de Julio Altadill, del mismo nombre que su abuelo, y Eladio Guallart, sobrino nieto de Hermilio de Olóriz, fueron los encargados de recibir el galardón de manos de la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, quien valoró el esfuerzo de los tres premiados “por tener en cuenta la pluralidad y las distintas sensibilidades que han caracterizado a nuestra tierra” a la hora de diseñar la bandera oficial de Navarra. “Ese fue uno de sus grandes aciertos”, afirmó.

El claustro isabelino del departamento de Cultura fue un año más testigo del acto principal del Día de Navarra, la entrega de la Medalla de Oro, máxima distinción de la comunidad. Con puntualidad británica, los acordes del Himno de Navarra, interpretado por la coral San Miguel de Aoiz, dieron inicio a una ceremonia a la que asistieron más de 200 personas. El momento más emotivo lo protagonizaron los familiares de los premiados, Julio Altadill, que lleva el mismo nombre que su abuelo, y Eladio Guallart, sobrino nieto de Hermilio de Olóriz, que agradecieron al Gobierno foral la concesión de la medalla y se mostraron orgullosos de representar a sus antepasados. La familia de Arturo Campión expresó hace unos días su agradecimiento y lamentaron la imposibilidad de acudir al acto.

En nombre de Hermilio de Olóriz intervino, en castellano y en euskera, Edurne Alvira, hija de una sobrina nieta del galardonado, recientemente fallecida. “Hoy es un día de alegría para mi familia. Es una medalla que nos enorgullece y representa el amor que sentía Hermilio de Olóriz a Navarra”, afirmó Alvira y destacó “la gran devoción que sentía por su tierra, Navarra, Vasconia y Euskaria, el país del euskera como a veces le llamó”. Dedicó la medalla “a mis abuelos Joaquín y Manuela, mi tío Joaquín y mi madre Lourdes, y a todos los amantes de nuestro pueblo y en especial a Joxepe Irigaray por ser un gran estudioso de Hermilio de Olóriz”.

A continuación salió al estrado el nieto de Julio Altadill, del mismo nombre, y lo hizo como el mismo puntualizó “en representación de la familia Biurrun-Altadill, la familia Berasaluce-Altadill y la familia Altadill”. Tras realizar una breve semblanza de la vida del galardonado, autor, entre otras obras, de la Geografía general del Reino de Navarra y de las memorias de Pablo Sarasate, Altadill destacó de “nuestro abuelo, nuestro bisabuelo, nuestro tatarabuelo su sentido de la amistad y su caballerosidad;fue un hombre minucioso y detallista de su amor por Navarra”. Tras recordar su colaboración con intelectuales de la época, como Iturralde y Suit, Zalba o Campión, Altadill aseguró que “por su amistad con Arturo Campión estamos convencidos de que, a día de hoy, se habría sentido totalmente solidario con su persona”.

premio merecidoLa presidenta Barkos se refirió a los premiados en su discurso y valoró su contribución “a la historia y la cultura navarras, a la defensa de los derechos históricos del antiguo Reino y su aportación decisiva a la hora de definir para Navarra un símbolo permanente de su identidad: la bandera aprobada por la Diputación Foral en 1910”. “Nunca fueron reconocidos por ello y con este acto pretendemos pagar esa deuda y recordar su valiosa aportación”, afirmó Barkos, quien valoró su esfuerzo “por tener en cuenta la pluralidad de Navarra” a la hora de diseñar la bandera oficial de la comunidad.

tres galardonados

Arturo Campión (Pamplona 1854-San Sebastián 1937). Escritor, político e intelectual, con obra en castellano y euskera, fue uno de los fundadores de la Real Academia de la Lengua Vasca, y académico de la Real Academia de la Lengua Española. Hombre polifacético, Campión es autor de una obra amplia y variada, singularmente ligada a temas navarros y vascos. Compaginó la investigación histórica y lingüística, con su faceta de jurista, y crítico literario.

Hermilio de Olóriz (Pamplona 1854-Madrid 1919). Escritor, poeta e historiador estrechamente comprometido con cuestiones relativas a la identidad navarra. Fue bibliotecario y cronista de la Diputación Foral y pensionado por ésta para preparar en Madrid el Diccionario de Varones Ilustres de Navarra.

Julio Altadill (Toledo 1858-Pamplona 1935). Fue militar, historiador y geógrafo, autor de una obra cuantiosa que destaca su monumental Geografía general del Reino de Navarra. Fue un destacado fotógrafo y colaborador de numerosas publicaciones, pero es en el Boletín de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra, donde se recoge una parte importante de su obra.