Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Centeno, el Cristiano Ronaldo del milagro luso

El economista fue el ideólogo del programa económico de los socialistas para los comicios de 2015

Martes, 5 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

bruselas- Mário Centeno, de 50 años y nacido la localidad de Olhão, en el sur de Portugal, es un economista y doctorado por Harvard que fue el ideólogo del programa económico con el que se presentaron los socialistas a los comicios de 2015.

De perfil liberal y especialista en relaciones laborales, Centeno trabajó en el Departamento de Estudios del Banco de Portugal y fue miembro del Comité de Política Económica de la Comisión Europea entre 2004 y 2013.

Mário Centeno, miembro del Gobierno socialista liderado por el primer ministro António Costa, figuraba entre los predilectos para suceder a Jeroen Dijsselbloem desde que a principios de año el holandés insinuara en declaraciones al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitungque los países del sur del área del euro derrocharon dinero en “copas y mujeres”.

Esas palabras generaron duras críticas y peticiones de dimisión, en particular, desde España, Portugal e Italia, y el nombre de Centeno empezó a sonar como sustituto del neerlandés. Y fue el jueves pasado cuando Centeno confirmó que se postulaba para el cargo y afirmó sobre sus posibilidades de éxito que, aunque “nunca está todo preparado o decidido”, la “robustez de la política económica y presupuestaria en Portugal” le daban “confianza”.

Lo cierto es que Lisboa ha conseguido salir del procedimiento por déficit excesivo en 2017 al situar el indicador por debajo del 3%, el desempleo ha descendido hasta el 8,5% en el tercer trimestre del año y para este año, Bruselas prevé que el PIB aumente un 2,6%.

Con esos datos, no sorprende que el exministro alemán de Finanzas, el veterano Wolfgang Schäuble, asegurara que Mário Centeno era “el Cristiano Ronaldo del Ecofin”.

Sin embargo, también existen sombras en la trayectoria de Centeno. Pese a cerrar 2016 con el déficit más bajo desde 1974, el 2% del PIB, en Portugal son cada vez más frecuentes las críticas al Ejecutivo por el férreo control del gasto público, en particular, mediante las cativações, una herramienta que permite reservar parte del presupuesto de los ministerios y ayuda al Gobierno a gestionar el déficit. Esos fondos solo se pueden utilizar a lo largo del año si Centeno lo autoriza. Así, el gabinete de António Costa ha sido criticado tanto por la oposición como por sus socios de izquierda por una posible degradación de los servicios públicos.

Más grave aún para la carrera política de Centeno fueron las peticiones de dimisión de varios partidos políticos a principios de año, tras acusarle de mentir sobre la salida de una antigua administración de la recapitalizada Caixa Geral de Depósitos (CGD). - Efe

Herramientas de Contenido