Revolución

Koldo - Martes, 5 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Me siento obligado a darte las gracias de todo corazón, Jose Mari, por tu artículo del lunes 27 con este título. Nadie mejor que la generación superviviente de las luchas obreras y antifranquistas en la Navarra de los 70 y los 80 como tú y como yo para juzgar hasta qué grado de violencia es capaz de llegar el sistema cuando cree que su hegemonía puede estar en entredicho. La frase: “Jamás el pacifismo de los corderos hizo vegetariano al lobo” me parece sublime. Gracias de nuevo por poner palabras a los sentimientos de tantas personas.