La temporalidad complica la jubilación

La OCDE ve en las interrupciones de contratos un lastre para las cotizaciones que dan derecho a la pensión

Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- La OCDE advierte de que el paro persistente y la alta tasa de temporalidad reducen los derechos de pensión para una parte significativa de la población en edad de trabajar. “La evolución del mercado de trabajo puede desafiar la adecuación de los ingresos futuros para los jubilados”, asevera el documento. Según apunta, el alto desempleo persistente debilita la acumulación del derecho a las pensiones a muchas personas que se encuentran en edad de trabajar. Al mismo tiempo, existe una parte de la población que, aunque trabaja, lo hace con contratos temporales -en 2016 el 26% del total de los contratos eran temporales, el doble de la media de la OCDE- lo que aumenta el riesgo de interrupciones en la trayectoria profesional y, por ende, en las cotizaciones. En España se requiere que se haya trabajado al menos durante 15 años para poder beneficiarse de una pensión regular.

Por otro lado, la OCDE destaca que España es uno de los países con mayores obstáculos para combinar el trabajo y las pensiones y prolongar así la vida laboral tras la edad de jubilación, aunque admite que ciertas trabas se redujeron con la reforma de 2013. Es posible combinar el trabajo con las pensiones en todos los países de la OCDE excepto en siete, entre los que se incluye España, donde se aplican límites a los ingresos por encima de los cuales se reducen los beneficios de la pensión combinada. En España, las pensiones de los jubilados que continúan trabajando se reducen en un 50%. Además, no obtienen derechos de pensión adicional. - D.N.