Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Acepta ocho años de cárcel por abusar sexualmente de un menor en un huerto de la Ribera

El acusado, de 61 años, reconoció que le daba marihuana e ingresó 30.000 €

Enrique Conde - Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Un vecino de una localidad de la Ribera de Navarra de 61 años de edad ha sido condenado recientemente de conformidad en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra a ocho años de prisión por haber abusado de forma continuada de un menor de edad en una huerta de su propiedad y suministrar marihuana a este y otros menores. Al acusado le imponen cinco años de cárcel por los abusos y tres más por un delito contra la salud pública y además deberá indemnizar al menor que fue víctima de estos hechos con 30.000 euros por los daños morales causados. Dicha cantidad fue ingresada antes del inicio de la vista oral por lo que se le aplicó la atenuante muy cualificada de reparación del daño e hizo posible que no se celebrara el juicio y que el acusado reconociera los hechos. Se le imponen también nueve años de libertad vigilada, a cumplir de manera simultánea con el encarcelamiento, y el mismo tiempo de orden de alejamiento a 200 metros del menor. El acusado se encuentra en prisión desde octubre de 2015.

El procesado conoció al menor en el verano de 2014 cuando el chico no tenía todavía 16 años. Desde entonces, según los hechos probados de la sentencia, solía pasar tiempo en un huerto de su propiedad con este y otros menores en donde, además de tabaco y cerveza, les proporcionaba gratuitamente o mediante precio marihuana que él mismo cultivaba, pese a que tenía perfecto conocimiento de que eran menores. Luego les solía acercar en su coche a sus respectivos domicilios. El encausado actuaba de este modo para ganarse la confianza de los menores y a uno de ellos le facilitaba marihuana sin pedirle dinero a cambio, comenzando de esta forma a llamarle para quedar con él a solas, situación que comenzó a producirse en julio de 2015. De esta forma el procesado comenzó a aprovecharse del menor y a cometer abusos sexuales en parajes por los que apenas transitaban vecinos. Su conducta prosiguió así durante varios episodios hasta que un día de octubre de 2015 fue sorprendido por un vecino que llamó a la Policía. El acusado le insistía al menor que no dijera nunca nada sobre la marihuana que le facilitaba y sobre sus encuentros a solas. La víctima requirió de tratamiento psicológico por lo ocurrido. El fallo declara probado que el acusado también facilitó marihuana a al menos a tres menores de edad sin que se haya podido determinar el número de veces exactas que les proporcionó la referida sustancia. Además, en los registros llevados a cabo de su domicilio, se pudieron localizar restos de marihuana y útiles aptos para su secado y conservación.

Herramientas de Contenido