Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Buen estreno del colegio de zona de Ancín con niños de Valdega y Berrueza

Desde este curso acuden estudiantes de otros pueblos y se ha implantado el modelo D, el comedor y el transporte

Cristina Solano - Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Algunos de los niños y niñas del modelo D del colegio de Ancín.

Algunos de los niños y niñas del modelo D del colegio de Ancín. (Cristina Solano)

Galería Noticia

  • Algunos de los niños y niñas del modelo D del colegio de Ancín.

ancín- El colegio de Ancín, que desde este curso es un centro de zona, ha tenido un buen arranque después de los numerosos cambios introducidos para convertirlo en una escuela que atiende no solo a los alumnos de Ancín, sino también a los vecinos de Valdega y La Berrueza. Así, este centro oferta desde este curso el modelo D, tiene comedor y los niños y niñas de localidades próximas son transportados al centro en un taxi.

El director, Koldo Solchaga, se muestra muy satisfecho con el inicio de curso. “Está yendo mucho mejor de lo que pensábamos. Lo cierto es que en un colegio pequeño es difícil conjugar los dos modelos, el que se ofertaba de siempre, el A, y ahora el D, pero está funcionando muy bien. Las familias ya estaban avisadas de que este año sería algo diferente”, indica.

De esta manera, han sido ocho los alumnos que se han matriculado en el nuevo modelo, de un total de 23 estudiantes que tiene la escuela. Solchaga lo tiene claro, era necesario implantar estas tres novedades para no dejar morir al centro. “La gente de la zona pedía el modelo D. También es muy importante el transporte porque si no esos niños y niñas se iban a estudiar a Estella”, relata.

El comedor también ha resultado un elemento fundamental y es que inicialmente se iban a quedar a comer seis alumnos transportados y tres de Ancín y lo cierto es que a día de hoy se quedan 15 de los 23 niños.

varios pueblosDe esta forma, ahora en Ancín estudian pequeños de Otiñano, Mirafuentes, Sorlada, Murieta y, por supuesto, de la propia localidad. De cara al año que viene, como explicó el alcalde Isaac Corres se espera a más alumnos. “Ya sabíamos que este año íbamos a tener ese número de matrículas y las familias ya nos han transmitido que para el próximo curso y el siguiente habrá más”. Lo cierto es que antes de solicitar los cambios, el Ayuntamiento hizo un concienzudo estudio a fin de conocer las demandas existentes en la zona.

El director del centro lo tiene claro, de no haberlo convertido en un colegio de zona y haber implantado las tres novedades, el centro estaba abocado al cierre. “Si el colegio seguía así se iba a acabar cerrando porque no estábamos ofreciendo lo que demandaban las familias y muchos se iban a Estella. El Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo muy grande para adecuar el colegio. En lo que era la ludoteca y antes el bar han hecho un comedor y un aula y se ha creado otra nueva para el modelo D. Además, han pintado todo el colegio por dentro”.

El primer edil, Isaac Corres, explica que esta decisión favorece que los pueblos sigan teniendo vida. “La supervivencia del colegio supondrá que la gente joven tenga un aliciente más para quedarse en los pueblos de la zona y hacer vida en el pueblo, sin la dependencia de ir a Estella”.

peculiarEste centro cuenta también con otras peculiaridades y es que tiene la conocida como jornada flexible. Esta consiste en que las tardes de los viernes no hay clase y esas dos horas se recuperan ese día por la mañana y el miércoles. Por el momento, el director ve complicado poder implantar la jornada continua. “Hemos preguntado a la familias y están contentas con este horario. Además poner la continua en un colegio tan pequeño es muy complicado porque hay que ofrecer extraescolares por la tarde que tienen que estar atendidas por los profesores y eso supone quitar horas de la mañana y ¿quién les sustituye?”, se pregunta Solchaga.

Además, el colegio de Ancín como muchas escuelas rurales tiene otra forma de funcionar. La más llamativa es la manera de impartir las clases, que se hace de forma muy diferente a los centros más grandes. En Ancín varios niños de distintos cursos comparten aula. “Este sistema es una maravilla porque la enseñanza es personalizada. Además, el pequeño aprende del mayor, escucha y trabaja con ello y el mayor le explica al pequeño. Lo cierto es que cuando vienen profesores nuevos que no han estado en este tipo de escuela lo pasan mal, pero luego acaban el curso encantados”, señala Solchaga.

Herramientas de Contenido