Rumbo a su primer europeo

cross maitane melero viaja hoy con la selección española a samorin para cumplir su sueño

Iñaki Sevillano - Viernes, 8 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Maitane Melero disputa uno de los croses que ha corrido este año con el Pamplona Atlético.

Maitane Melero disputa uno de los croses que ha corrido este año con el Pamplona Atlético. (Foto: Pamplona Atlético)

Galería Noticia

Maitane Melero disputa uno de los croses que ha corrido este año con el Pamplona Atlético.

pamplona- Maitane Melero está apurando las últimas horas de concentración antes del comienzo del Europeo de Cross de Samorin (Eslovaquia) de este domingo, la primera gran cita de la navarra con la selección española, siendo la segunda atleta de nuestra comunidad que lo consigue tras Estela Navascués.

Tras un breve estancia ayer en un hotel madrileño, Melero despega hoy rumbo a la concentración de la selección junto con sus compañeras de equipo Trihas Gebre, la actual campeona de España, Ana Lozano , Nuria Lugueros, María José Pérez y Marta Pérez.

La navarra compartirá alojamiento en un complejo situado a escasos metros del circuito junto con el resto de naciones participantes. Un recinto exclusivamente dedicado a los deportistas al estilo de las clásicas Villas Olímpicas, espacios en los que no hay lugar para distracciones.

“Por el tema de tenernos más concentradas no han podido venir mis familiares ni amigos. Además, tener a mi hijo de dos años en una concentración podría descentrarme de alguna manera y a los responsables no creo que les hiciera mucha gracia”, se sinceró.

Melero comentó que no ha estado ni mucho menos descuidando su estado físico antes de la gran cita internacional. Explicó que la primera semana después del cross de Alcobendas, donde su sexto lugar le valió para ser la sexta representante nacional en Samorin, se dedicó a recuperarse de “los esfuerzos adicionales sufridos en las semanas anteriores de competición”. Fue con el paso de los días cuando ya se fue encontrando “un poquito mejor” y realizó ejercicios “más normales”.

“He hecho un entrenamiento un poquito más fuerte, pero muy poco, porque me tengo que recuperar y tampoco puedo meter muchos esfuerzos. Han sido entrenamientos muy controlados en todo momento”, aclaró Maitane.

Aunque la atleta navarra reconoció que aún no se encuentra al 100% al arrastrar “cansancio acumulado”, aseguró que sí que está “mucho mejor” respecto a cuando compitió en Alcobendas, una mejoría que espera que continúe.

“Espero que el domingo esté muy bien. Por lo menos las ganas las tengo, luego no sé si el cuerpo acompañará, pero a nivel psicológico tengo muchísimas ganas y esperanzas de encontrarme al 100%”, deseó.

una organización exhaustivaDesde su convocatoria, la selección ha tenido totalmente monotorizada a Maitane Melero. Con un continuo bombardeo de correos electrónicos, le especificaron qué procedimientos debía seguir para cumplir con todas las exigencias.

Melero tuvo que aprenderse la normativa de conducta del equipo, en la que se especificaba la relación que podía tener con sus compañeras y con los medios de comunicación, además de estudiar cada palmo del recorrido del cross y de su normativa entre otras muchas cuestiones.

“La verdad es que tenemos todo muy planificado. Casi mejor, así se pasa todo bastante rápido y no tenemos que pensar en nada más que en correr”, afirmó.

Como es normal, durante estos días la relación con sus compañeras de selección se ha ido estrechando cada vez más. Pasando de unos primeros contactos por redes sociales, la relación con Gebre, Lozano o Luguero fue mejorando hasta convertirse en una piña dispuesta a todo.

“Todas las chicas vamos con muchas ganas, con mucha ilusión, y más porque competimos tanto a nivel individual como en equipo y luchar juntas siempre une más”, manifestó Melero.

Maitane destacó a Trihas Gebre como “la punta de lanza del equipo”, pero subrayó el valor del resto de sus compañeras al mencionar el “buen momento de forma” de Ana Lozano y el “alto nivel” de Nuria Lugueros, afirmando, por su parte, que entre las otras tres integrantes reina la igualdad.

“Estamos ahí, en un puño, cualquiera de las tres podemos ser la cuarta que entre en competición. Creo que las seis chicas somos muy competitivas”, opinó la navarra.

Maitane Melero dijo que la prueba individual “está muy complicada” por las numerosas atletas africanas que integran a sus rivales. Explicó que el caso de Turquía es el más llamativo, ya que, justamente, su favoritismo proviene de esta ventaja.

“Es difícil correr contra esos países tanto a nivel colectivo como individual. Hay un montón de atletas de origen Etíope y Keniano. Las africanas son superiores para estas pruebas”, declaró Melero.