Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

constituye un delito contra la intimidad

Denuncian la difusión en redes sociales de fotografías de la violación grupal de Sanfermines


Viernes, 8 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Portal donde se produjeron los hechos durante la madrugada del 7 de julio de 2016.

Portal donde se produjeron los hechos durante la madrugada del 7 de julio de 2016. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Portal donde se produjeron los hechos durante la madrugada del 7 de julio de 2016.

PAMPLONA- La Policía Foral ha tenido conocimiento durante los últimos días por medio de decenas usuarios de la red social Twitter de la difusión en Internet de fotografías correspondientes a la violación grupal de Sanfermines, extraídas del sumario del caso que fue enjuiciado en la Audiencia Provincial de Navarra entre los días 13 y 28 de noviembre. El cuerpo autonómico advirtió ayer de que este comportamiento es constitutivo de un posible delito contra la intimidad, castigado por el Código Penal con hasta un año de prisión.

La divulgación de las imágenes, según indicaron fuentes de la Policía Foral, ha sido llevada a cabo desde varios perfiles de Twitter, algunos de ellos con identidad anónima y otros correspondientes usuarios plenamente identificables, que junto a las instantáneas incluyen mensajes que pretenden cuestionar la agresión sexual denunciada el 7 de julio de 2016 en Pamplona. Las fotografías en cuestión, que obran en el sumario del caso, fueron tomadas por el guardia civil encausado, Antonio Manuel Guerrero Escudero, en el portal de la calle Paulino Caballero donde se produjeron los hechos, y en ellas se ve a otro de los procesados, José Ángel Prenda Martínez, junto con la joven denunciante de la agresión sexual.

Ante la difusión de estas fotografías, denunciadas por decenas de usuarios y abogados del Servicio Asistencia a la Mujer (SAM) del Colegio de Abogados de Pamplona la Policía Foral advirtió ayer de que esta conducta es constitutiva de un delito contra la intimidad, recogido en el artículo 197.7 del Código Penal: “Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona”. - J.M./E.C.

Herramientas de Contenido