vecinos

El Cristo, santo y seña de Caparroso

El Gobierno de Navarra acaba de declarar El Cristo Bien Inventariado de Navarra, provocando la consecuente alegría entre los vecinos del pueblo

Ainara Izko - Viernes, 8 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Carlos Ukar, miembro de la Asociación de Amigos de El Cristo de Caparroso, posa junto a la iglesia de Santa Fe o El Cristo.

Carlos Ukar, miembro de la Asociación de Amigos de El Cristo de Caparroso, posa junto a la iglesia de Santa Fe o El Cristo.

Galería Noticia

Carlos Ukar, miembro de la Asociación de Amigos de El Cristo de Caparroso, posa junto a la iglesia de Santa Fe o El Cristo.

“Ahora que se nos ha reconocido cierta protección, esperamos evitar que la iglesia se siga deteriorando ”

caparroso- El Gobierno de Navarra declaró recientemente la iglesia de Santa Fe de Caparroso, también conocida como El Cristo o La Alta, Bien Inventariado de Navarra (BIN). Una protección que la Asociación de Amigos de El Cristo, fundada en 2007 y a la que pertenecen más de un millar de personas (hay que tener en cuenta que la localidad suma ‎2.677 habitantes), considera “muy importante” ya que puede suponer un punto de partida de cara a obtener ciertas subvenciones, que posibiliten la recuperación de este edificio parcialmente derrumbado. Y es que los caparrosinos consideran esta iglesia desacralizada el “emblema” del municipio, un “símbolo” en torno al que varias generaciones han “hecho vida” y que si nadie lo impide “acabará viniéndose abajo”, advierte Carlos Ukar, miembro de la asociación. “Forma parte de la idiosincrasia de Caparroso y da mucha pena e impotencia verlo así” lamenta el joven. “Vengas en la dirección que vengas, es lo primero que ves cuando llegas a Caparroso. Es nuestro rasgo distintivo” añade su compañera, Elena Ardanaz. “Si la iglesia desaparece, desaparece no solo un inmueble asociado a una importante historia local y general, con un grado mayor o menor de importancia arquitectónica, sino un elemento medieval único”, subraya el historiador Iñaki Sagredo en el estudio realizado a petición del Ayuntamiento y de la citada asociación, a través del que se solicitó la catalogación de El Cristo como BIN.

En concreto, este edificio de nave única, formada por tres tramos, cabecera pentagonal y dos pequeñas capillas rectangulares a manera de crucero, data del siglo XIV. “En 1332 a Caparroso le debió ir muy mal y la Corona de Navarra le perdonó el pago del tributo y con ese dinero los vecinos decidieron construir la iglesia” explica Ukar. Su ubicación, asimismo, es privilegiada. Desde ella se divisan el río Aragón, las Bardenas Reales o Rada. Según Sagredo, en 1409 la destrucción del castillo existente obligó a adaptarla como fortaleza. En 1576, por su parte, comenzó a edificarse en el casco urbano la parroquia de Santa Fe, provocando que los feligreses dejasen de acudir. Durante la Guerra de la Independencia, los franceses la usaron como sitio defensivo. También se utilizó como cementerio. Finalmente todo el Barrialto, la zona residencial ubicada a los pies de la iglesia, quedó desolado al bajar los vecinos a vivir al barrio de Guindul, construido por Franco. “Monumentos góticos en Navarra hay miles, y seguramente mejores, pero aparte del valor arquitectónico, histórico y natural, está el sentimental”, insiste Ukar.

Para revertir, precisamente, esa situación, en 2007 se fundó esta asociación. El primer paso que dieron fue registrar el edificio a nombre del Ayuntamiento, cuestión que se logró en la legislatura 2011-2015. En ese periodo de tiempo, además, se cayó parte de la bóveda, razón por la que se colocó andamiaje para proteger la estructura. Desde su creación, el grupo ha promovido actividades de concienciación, charlas, ha editado revistas y libros, limpiado el interior del templo, adecuado los caminos de acceso y buscado financiación pública y privada. De hecho esperan lograr la distinción de interés social MECNA, que el Gobierno de Navarra concede a ciertos proyectos y actividades culturales, y poner en marcha en mayo una colecta a través de la captación de mecenas o patrocinadores. También quieren editar un libro infantil y grabar un spot publicitario con un dron, entre otras cosas.

En cuanto a la recuperación del edificio, cabe destacar que existe un proyecto que contempla su restauración total en cinco fases ,que requieren una inversión superior al millón de euros. “Es demasiado ambicioso, por no decir inviable”, cree la asociación. De ahí que el grupo optase por diseñar una alternativa, por 400.000 euros, que “ buscaba la consolidación del edificio”, pero Príncipe de Viana no dio su visto bueno. Por ello, están a la espera de conocer si en los próximos Presupuestos Generales de Navarra “se decide apostar económicamente por El Cristo”, antes de definir la “estrategia de acción” a seguir.

“Es evidente que nos encontramos ante un elemento patrimonial que debe contar con un plan de protección y una consolidación inmediata para preservar lo poco que queda. Creo que debemos aunar esfuerzos para comenzar a revertir la situación y recuperar este patrimonio por el interés de todos”, señala Sagredo al respecto. Junto a la iglesia se han encontrado, además, restos de un despoblado medieval, que podría corresponder al núcleo de población original de Caparroso, y que junto al edificio podría convertirse en un importante foco de atracción turística.