El 41% de los ciclistas iría por la calzada si se redujera el tráfico y el 18% nunca la utilizaría

7 DE CADA 10 CIUDADANOS OPINAN QUE EL USO DE LA BICI CRECERÍA CON MEJOR INFRAESTRUCTURA CICLISTA | La seguridad en la calle, un problema

Marivi Salvo Iñaki Porto - Viernes, 8 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Una ciclista se desplaza por el carril bici mientras otro espera a cruzar la calzada.

Una ciclista se desplaza por el carril bici mientras otro espera a cruzar la calzada. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Una ciclista se desplaza por el carril bici mientras otro espera a cruzar la calzada.

Pamplona-El 41% de los actuales ciclistas se animaría a bajar a la calzada con la bicicleta si se redujera el tráfico de las carreteras y, asimismo, la velocidad de los vehículos a motor, o, por ejemplo, si hubiera más respeto del resto de usuarios de la vía a los cicloturistas o aumentara el número de usuarios de bici por la calzada. Por el contrario, un 18% de los ciclistas afirma que en ningún caso iría por la carretera, al tener miedo a un accidente o sentirse inseguro por ejemplo, y un 40,5% afirma que utiliza la calzada habitualmente.

Cuando está a punto de aprobarse la Ordenanza de Movilidad que busca potenciar el uso de los desplazamientos a pie o en bicicleta, en detrimento del coche, sacando además las bicis de las aceras donde habían sido subidas por las políticas de anteriores Ayuntamientos de UPN (creando un conflicto entre bicis y peatones), los datos de la encuesta ponen en evidencia que gran parte de la ciudadanía estaría dispuesta a cambiar sus hábitos de movilidad y subirse a la bici, si se dieran unas garantías de seguridad, bien con la creación de una auténtica red ciclable “conectada y segura en Pamplona”, como recientemente proponían colectivos como AMTS (Asociación de Medios de Transporte saludables) o también con otras medidas como el calmado de tráfico.

De hecho, según el análisis del Ayuntamiento, a la pregunta de qué aspectos contribuirían a potenciar los desplazamientos en bici, para el 77% de los encuestado tendría que haber más infraestructura ciclista para que se usara más la bici;para un 43% debería ser más seguro aparcar en la calle;y para el 37% tendría que ser más difícil guardarla en casa.

Estos datos forman parte de un primer avance de resultados de la encuesta sobre hábitos de movilidad y la valoración de la infraestructura ciclista actual, realizada en septiembre de este año por el área de Ecología Urbana del Ayuntamiento de Pamplona. La encuesta contó con la participación de 1.000 personas, con representación de todos los barrios de Pamplona. En torno al 50% fue online y otro 50% de tipo presencial, con el objetivo de tener una base cuantitativa para poder realizar el Plan de Ciclabilidad 2017-2022 de Pamplona, que vendrá a sustituir al de 2005, ya demasiado obsoleto, dado que “la ciudad, las infraestructuras y la propia movilidad ciclista de la ciudad ha evolucionado”. Los objetivos de esta encuesta eran “identificar las necesidades de movilidad diarias”, así como el “medio utilizado” de forma habitual para estos desplazamientos. Por último, se trata de definir “cuáles deberían ser las condiciones en Pamplona para realizar desplazamientos en bicicleta tanto personales como las de la propia ciudad”.

UNA MEJOR RED CICLISTAEl avance de resultados de la encuesta fue dado a conocer el pasado mes de noviembre durante las dos jornadas del proceso participativo realizadas con colectivos ciclistas o vinculados con la movilidad en Pamplona. El proceso de participación tiene como objetivo realizar el diagnóstico de la red ciclista actual, teniendo en cuenta cómo es la infraestructura ciclista (carriles bici, aceras bici, etc.) y cómo es la movilidad ciclista actual (se circula por aceras, por carretera, por vías ciclistas cuando se puede...).

Con estos análisis, el objetivo que se propone el Ayuntamiento es poner las bases para el desarrollo de una futura red ciclable, más acorde con las nuevas políticas de movilidad del nuevo Equipo de Gobierno. Esta fase también participativa propone criterios para la nueva red, mejoras respecto a la actual y una propuesta básica de la nueva red. Como se sabe, colectivos ciclistas critican que los últimos tramos de carril bici no se ajustan a la normativa técnica.

claves

Objetivos de la encuesta. El análisis del Ayuntamiento busca identificar las necesidades de movilidad diarias y el medio utilizado de forma habitual para estos desplazamientos. También, definir cuáles deberían ser las condiciones para realizar desplazamientos en bicicleta.

Plan de Ciclabilidad. El de 2005 queda obsoleto: “La ciudad, las infraestructuras y la movilidad ciclista han evolucionado”.

mejoras que vienen

Pamplona, ciudad 30. La propuesta de nueva Ordenanza municipal de Movilidad establece los mecanismos para convertir a Pamplona de forma progresiva y en un plazo aproximado de unos nueve o diez meses, es decir, para julio o agosto de 2018, en Ciudad 30. Este objetivo, que ya se han marcado otras ciudades como París, Londres, Zurich, Bilbao o Pontevedra, implica que, como norma general, la velocidad máxima de circulación de los vehículos no deberá superar los 30 kilómetros por hora, a excepción de algunos viales.

Las bicis bajan a la calzada. La propuesta de Ordenanza Municipal prohíbe a las bicis circular por las aceras, y termina con el conflicto que se había generado en los últimos años con peatones.