Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Londres y Bruselas acuerdan las bases de un divorcio amistoso, que será definitivo en octubre de 2018

Theresa May se ve obligada a ceder en los tres puntos clave: mantener abierta la frontera norirlandesa, garantizar los derechos de los europeos en el país y asumir la factura del ‘brexit’
Reino Unido deberá pagar a la UE unos 45.000 millones de euros

Sábado, 9 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La primera ministra británica, Theresa May, hace el gesto de estrechar la mano a un despistado Jean-Claude Juncker

(Foto: Efe)

Galería Noticia

  • La primera ministra británica, Theresa May, hace el gesto de estrechar la mano a un despistado Jean-Claude Juncker

bruselas- La Comisión Europea y el Reino Unido alcanzaron ayer un acuerdo para pasar a la segunda fase de negociación del brexit, tras constatar “avances suficientes” sobre los derechos de los ciudadanos, la factura de salida y la frontera norirlandesa. “La CE ha decidido formalmente recomendar al Consejo Europeo que se han hecho los progresos suficientes en los tres términos del divorcio para poder entrar en la segunda fase de la negociación”, indicó Juncker en una rueda de prensa junto a la primera ministra británica, Theresa May.

El negociador jefe de la Unión Europea para el brexit, Michel Barnier, afirmó que el acuerdo definitivo sobre la salida del Reino Unido deberá estar terminado en octubre de 2018.

Así, el Gobierno británico se comprometió ayer a pagar la factura del brexit, por un importe de entre 40.000 y 45.000 millones de euros, y garantizó los derechos de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido. Acepta el papel del Tribunal Europeo de Justicia, y lo más importante, la Unión y el Reino Unido han alcanzado un pacto sobre la frontera con Irlanda, el capítulo más delicado. “No habrá una frontera dura y mantendremos el acuerdo de Belfast”, aseguró May, quien intensificó en los últimos días los contactos con los unionistas de Irlanda del Norte.

La satisfacción de los unionistas de Irlanda del Norte por el acuerdo no se hizo esperar. La líder del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, Arlene Foster, destacó que la provincia británica abandonará la Unión Europea (UE) en las mismas condiciones que el Reino Unido, en virtud del acuerdo alcanzado ayer entre Londres y Bruselas.

En declaraciones a los medios, la dirigente norirlandesa se mostró satisfecha con las soluciones planteadas por la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, para evitar el restablecimiento de una frontera estricta con la República de Irlanda, clave para las dos economías y su proceso de paz.

“Hemos recibido la clara confirmación de que todo el Reino Unido abandonará el mercado único y la unión aduanera”, dijo la líder del DUP, mayoritario entre la comunidad protestante norirlandesa y socio del Gobierno británico.

Pero también el Gobierno de Irlanda mostró su satisfacción. Desde Dublín, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, aseguró que el acuerdo cumple con “todas” las demandas planteadas por su Gobierno, entre las que destaca el mantenimiento de una frontera invisible con la provincia británica de Irlanda del Norte.

“Es una negociación difícil, pero hemos conseguido un primer avance decisivo”

Michel Barnier

Jefe negociador de la UE

El texto acordado propone que las dos jurisdicciones de la isla no tendrán divergencias reguladoras y protege el acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), destacó Varadkar. De esta manera, dijo, se evitará el restablecimiento de una frontera estricta en la isla y los ciudadanos norirlandeses seguirán teniendo derecho a la nacionalidad irlandesa y comunitaria, como establece el acuerdo de paz.

En Bruselas, May dijo además que el acuerdo es “justo para el contribuyente británico”, lo que permitirá al país en el futuro “invertir más en nuestras prioridades nacionales”.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró que la UE está dispuesta a negociar con el Reino Unido el periodo de transición para su salida pero con “condiciones”, como que el país acate en ese tiempo “la totalidad” de la legislación comunitaria y la supervisión judicial.

El consenso logrado ayer permitió a Tusk enviar a los líderes de los Veintisiete las directrices para su cumbre del viernes próximo en Bruselas, confirmó en una declaración a la prensa.

dos años de transiciónEl Reino Unido ha solicitado una transición de unos dos años, “mientras sigue siendo parte del mercado único y la unión aduanera”, dijo. “Estaremos dispuestos a discutirlo pero naturalmente tenemos nuestras condiciones”, comentó, y defendió que durante ese periodo el país “respete la totalidad de la ley comunitaria, incluyendo la nueva”, así como “los compromisos presupuestarios” y la “supervisión judicial”. Desde Londres, el ministro británico para el brexit, David Davis, calificó de “gran paso” el acuerdo. “Hoy es un gran paso adelante para cumplir con el brexit. Hubo mucho trabajo pero estoy contento de que la Comisión (europea) haya recomendado ahora que hay suficientes progresos”, tuiteó Davis.

En tanto, el ministro de Economía, Philip Hammond, expresó ayer su satisfacción por el acuerdo, que calificó de “positivo”. “El anuncio de Bruselas es un impulso para la economía del Reino Unido. Ahora, concluyamos un acuerdo comercial que apoye los empleos del Reino Unido, las empresas y la prosperidad”, tuiteó el titular de Economía. - Efe

nicola sturgeon

“el diablo está en el detalle”

“Duras conversaciones”. La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, expresó ayer su satisfacción por el acuerdo del brexit alcanzado en Bruselas, pero advirtió de que “el diablo está en el detalle” y que hay por delante “duras” conversaciones. “Pasar a la fase 2 de las conversaciones es bueno, pero el diablo está en el detalle y las cosas ahora se presentan realmente duras”, escribió la política nacionalista en su cuenta de Twitter. “Si el brexit está sucediendo -me gustaría que no-, permanecer en el mercado único y la unión aduanera es la única opción sensata. Cualquier acuerdo para Irlanda del Norte tiene que estar disponible para otras naciones del Reino Unido”, agregó Sturgeon. La ministra principal, del Partido Nacionalista Escocés (SNP), respondió al acuerdo de ayer del brexit correspondiente a la primera fase de las negociaciones, centrado en la situación legal de los ciudadanos comunitarios, la factura que aportará el Reino Unido por su retirada y la situación de la frontera norirlandesa.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia