Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
cartas al director

Hasta el gorro de las compañías de teléfono . Benditas pensiones

Sábado, 9 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Aunque seguramente no sea justo meter a todos en el mismo saco, he de decir que estoy hasta el gorro (por no decir otra cosa) de las compañías de teléfonos o de telecomunicaciones en general. Las continuas llamadas de comerciales ofreciéndote la luna, y a veces a horas poco adecuadas, son lo de menos comparado con lo que puede pasarte si consideran que debes algo, aunque sea una cantidad muy pequeña y aunque lleves diez años pagando puntualmente tus facturas.

Por si alguien no lo sabe, las compañías a los dos o tres meses de reclamarte venden las supuestas deudas (a veces reales y otras no) a empresas de cobradores de morosos (algunos sí y otros no) que de forma muy agresiva amenazan al consumidor, de muy malas formas casi siempre.

Tampoco intentan razonar ni te escuchan, solo te exigen que pagues sí o sí y te amenazan con ir al juzgado (cosa que nunca hacen porque cuestan más las cintas que el manto y no van a ir a los tribunales por 30, 40 ó 100 euros). Son continuas las llamadas al fijo, al móvil o incluso a casas de familiares;también te mandan cartas o email... Todo vale.

Y por supuesto en menos que canta un gallo te meten en un registro de morosos. No te va a pasar nada si pides una hipoteca y eres solvente a los ojos de tu entidad bancaria pero como intentes por ejemplo comprar algo a plazos a través de una financiera lo tendrás imposible: sales en un fichero de morosos y eso imposibilita que te den crédito.

Es increíble cómo la legislación permite estas cosas, pero así es en este bendito país.Y lo peor de todo es que en los casos en los que no sea verdad que debes dinero, sino que todo se deba por ejemplo a un error, eres tú quien tienes que demostrarlo, parece que la palabra de las compañías es lo que vale por encima de todo y que los ciudadanos no valemos nada. Y si consigues demostrarlo, ya si eso te sacan del fichero. Increíble pero cierto.

Está claro que los consumidores, que al final somos todos, seguimos sin estar bien protegidos y encima tenemos que ver cómo nuestros datos personales (nombres, dirección, teléfono....) se los van pasando de compañía en compañía con total impunidad. ¿No tenemos derecho a que nuestros datos estén protegidos? Pues se ve que no.

Manuel

Si esto sigue así, con sueldos miserables y tan poca creación de empleo, me da que las pensiones tienen fecha de caducidad. La gente cada vez vive más años, por suerte, y para que sean viables tiene que haber 2,5 trabajadores por cada pensionista. Estamos a años luz de esa situación, pero parece que a los políticos no les importa nuestro futuro porque nadie le quiere poner remedio.

L.C.

Herramientas de Contenido