Quejas en Altsasu por la presencia de heces de perro

El Ayuntamiento ha emitido un bando en el que se recuerda la ordenanza de 2006

Sábado, 9 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Un señor pasea con sus perros en la zona del cementerio.

Un señor pasea con sus perros en la zona del cementerio. (N.M)

Galería Noticia

Un señor pasea con sus perros en la zona del cementerio.

altsasu- Ante las numerosas quejas de vecinos por la presencia de heces de perros y animales sueltos, trasmitidas a través de instancia o de forma verbal, el Ayuntamiento de Altsasu ha emitido un bando para recordar la vigencia de la ordenanza reguladora de la tenencia de animales, en vigor desde mayo de 2006. “El objetivo de respetar estas normas básicas es garantizar una óptima convivencia entre vecinos y vecinas y los animales, sobre los cuales son únicos responsables las personas que circulen con estos”, indica el alcalde, Javier Ollo.

Así, se recuerda que en el artículo 20 se dice que “en toda la vía pública del casco urbano (…) sólo se permite la circulación de perros cuando vayan atados con cadena o correa y conducidos por persona responsable capaz de su control”. Asimismo, se recoge que “para su esparcimiento, se admitirá que los animales puedan estar sueltos en aquellos espacios no detallados anteriormente, pero siempre con la presencia próxima de persona responsable del animal y bajo su control”. No obstante, en la ordenanza no se especifica en que lugares.

bandoPor otro lado, en el bando se destaca que las personas que circulen con perros están obligadas a impedir que estos hagan sus deposiciones sobre aceras, calzada, parterres, zonas verdes y demás elementos de la vía pública o privada destinados preferentemente al paso o juego de los ciudadanos. Así, en el artículo 24 se establece la obligación de recoger y retirar los excrementos producidos por los animales en dichos lugares.

El incumplimiento de cada una de estas obligaciones supone una infracción leve, con la consiguiente imposición de una multa de 60 a 150 euros por parte de cualquier cuerpo policial competente. La reiteración de una infracción leve supondrá la comisión de una infracción grave, imponiéndose una multa de 150 a 1.500 euros. - N.M.

etiquetas: perro, problema

Últimas Noticias Multimedia