El tráfico pesado de La Rioja se tendrá que desviar, en Tudela, a la autopista AP-68

La medida responde a una restricción de camiones por el tramo riojano de la N-232

Nieves arigita - Sábado, 9 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Peaje de acceso a la AP-68 desde Tudela.

Peaje de acceso a la AP-68 desde Tudela. (Foto: n. arigita)

Galería Noticia

Peaje de acceso a la AP-68 desde Tudela.

tudela. El pasado 2 de diciembre entró en vigor el desvío obligatorio de camiones de gran tonelaje desde la N-232 a su paso por La Rioja a la AP-68, una medida que afectará de forma notable a la densidad de tráfico en la autovía de Tudela, concretamente en el tramo entre el hospital Reina Sofía y la rotonda del IES Valle del Ebro, ya que, como confirmaron desde Policía Municipal alertando del inminente aumento de tráfico pesado en la zona, los camiones deberán entrar a la AP-68 a través de la carretera Tarazona y en sentido contrario. Este desvío, obligatorio entre Tudela y Zambrana (Álava), responde, según el Gobierno central, al hecho de que “las carreteras N-232 y N-124 a su paso por La Rioja registran un elevado tráfico de vehículos pesados y, comparativamente, una siniestralidad notablemente más elevada que la autopista AP-68”.

En este sentido, la medida considera que la autopista es una alternativa viaria de “mayor capacidad y mejor trazado”, por lo que se obliga a ese tipo de tráfico a circular por la misma de manera temporal y, aunque no se especifica fecha, se estima que será hasta al menos el año 2020.

Esta regulación, que no es del agrado del sector transportista que se verá obligado a pagar el peaje, va encaminada a “mejorar la seguridad vial y fluidez del tráfico” en este tramo riojano, según expone el Ministerio de Interior en el BOE, donde se publicó la resolución de restricción de tráfico pesado de cuatro o más ejes por la carretera nacional y su desvío hacia la autopista que discurre prácticamente

paralela a la vía. Esta medida supondrá que se evite la circulación de tráfico de gran tonelaje a lo largo de 155 kilómetros, en los que se incluyen las localidades de Haro y Alfaro.

rebaja en el peajeLa entrada en vigor del desvío llevará consigo la puesta en marcha de descuentos de entre el 71% y el 75% del coste del

peaje para los camioneros afectados. Estas bonificaciones se aplicarán en virtud de un convenio, todavía no firmado, entre el Gobierno riojano, el Ministerio de Fomento y la empresa Autopista Vasco-Aragonesa. Esta bonificación tendrá un coste para las arcas públicas de 1.356 millones de euros. En cuanto a las localidades que se encuentran en todo el tramo del desvío obligado, los camiones de gran tonelaje solo podrán acceder a ellas si necesariamente tienen que repostar o deben llevar a cabo una carga o descarga. Si no se da alguna de estas situaciones y no se cumple con la restricción de paso, se impondrán multas de 500 euros. En el caso de los transportistas extranjeros, dicha multa deberá ser abonada en el momento o se inmovilizará el vehículo.