Úriz se vistió de héroe

segunda b un tanto sobre la bocina del delantero navarro permite a la peña soñar con la salvación tras encadenar cinco partidos sin perder

Fernando Chocarro Unai Beroiz - Domingo, 10 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Diego Lacruz pugna con un rival por hacerse con la pelota en un trance del encuentro.

Diego Lacruz pugna con un rival por hacerse con la pelota en un trance del encuentro.

Galería Noticia

Diego Lacruz pugna con un rival por hacerse con la pelota en un trance del encuentro.

Peña Sport 1

Logroñés 1

PEÑA SPORT Calvo, Sarriegi (Adrián Socorro, min.76), Eneko, Endika, Xiker, Ceberio, Lacruz, Urdiroz (Alonso, min.46), Úriz, Mario y Maeztu (Joni, min.61).

LOGROÑÉS Miguel, Santos, Sotillos, Fernández, Mayor, C. Remón, Asencio (Paredes, min.80), Salvador, De Sousa (Arnedo, min.78), Rayco y Espina (Germán, min.85).

Goles 0-1, min.75: Rayco. 1-1, min.90: Úriz.

Árbitro Albert Catalán Ferrán (Colegio Catalán). Asistido por Orgaz y Gracía. Amonestó por los locales a Sarriegi, Eneko, Endika, Joni y Alonso, y por los visitantes a Mayor y Salvador.

Estadio San Francisco, ante 700 aficionados.

tafalla- Está claro que cuando un equipo cree en su trabajo, en sus posibilidades y tiene fe hasta el final, pueden llegar momentos de alegría como el que se vivió ayer en el San Francisco en el minuto 90 con el gol de Úriz para empatar el encuentro.

Hacía tiempo que un empate en Tafalla no sabía tanto a victoria, y los de Rodrigo fueron acreedores de tener la suerte de cara y, por una vez en esta temporada, no ser el equipo que se queda con la miel en los labios. Ahora parece que a la Peña Sport le salen las cosas que hasta hace unas semanas las tenía en contra, lo que les permite soñar con seguir vivos en esta liga que hacía apenas unas semanas parecía casi acabada.

Ayer los locales se encontraron enfrente a uno de los mejores equipos del grupo que lo demostró con creces en Tafalla. Sin hacer un partido brillante, los riojanos tuvieron claras ocasiones para llevarse el partido tranquilamente, pero se encontraron a una Peña muy seria en defensa y a un Íñigo Calvo que tuvo una actuación brillante. El meta local sacó hasta las más imposibles ocasiones de gol del Logroñés, que, en el último tramo de partido, de tanto llegar a la portería de Calvo, se adelantó por medio de Rayco.

Con la desventaja en el marcador, en la Peña se confiaba en lograr un empate que llegaría por medio de Úriz, que se hizo con una pelota en el área pequeña tras un centro desde la derecha, y cruzando el balón ante Miguel, hacía el empate. Justo o injusto, ahí estaba la igualada. Era el minuto 90 y los 4 minutos de descuento se hicieron eternos. Al final, victoria peñista y los de Tafalla siguen en esa racha de resultados y con el sueño de pelear una salvación cada vez más cercana.