se prevé una creación de 8.000 puestos de trabajo

BBVA prevé que en 2018 el PIB navarro crezca el 2,8% y el paro baje al 8,8%

EP - Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 13:13h

Miguel Cardoso, economista jefe de España de BBVA Research

Miguel Cardoso, economista jefe de España de BBVA Research (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Miguel Cardoso, economista jefe de España de BBVA Research

PAMPLONA. BBVA Research prevé que el PIB de la Comunidad Foral de Navarra crezcaun3% en 2017 y un 2,8% en 2018. Así lo indica el servicio de estudios de BBVA en su último informe 'Situación Navarra' presentado este lunes por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorria, director de la Territorial Norte.

De cumplirse estas previsiones, se crearán 8.000 puestos de trabajo entre el último trimestre de 2017 y hasta el final de 2018 y que la tasa de paro bajará hasta el 8,8%.

A pesar de este incremento de la actividad, "siguen siendo necesarias reformas que continúen reduciendo los desequilibrios que todavía persisten", según BBVA.

Los datos disponibles muestran un comportamiento dinámico en 2017. En concreto, durante el segundo semestre del año se estima que el PIB navarro podría aumentar un 0,8% trimestral, similar al ritmo de avance del primer semestre, y al de la economía española en este segundo.

De cumplirse este escenario hasta 2018, la economía navarra completará cinco años con un crecimiento anual promedio del 2,8%, 0,6 puntos por encima de la media desde 1981.

La incertidumbre derivada del entorno político en Cataluña y, en menor medida, los atentados del pasado verano en Barcelona son "nuevos factores de riesgo sobre el escenario". "En todo caso, Navarra no es de las regiones más expuestas a ninguno de estos dos eventos, debido al menor peso relativo del turismo y a que sus relaciones comerciales con Cataluña son inferiores que las de otras comunidades. Pero el impacto final dependerá de la intensidad y duración de la incertidumbre", recoge el informe.

CRECIMIENTO POSITIVO Y ESTABLE

El crecimiento de la economía navarra en 2017 se debe, principalmente, al avance del gasto de los hogares, a la incipiente recuperación del sector inmobiliario y a la dinamización del consumo público en los últimos trimestres, tras los avances en el proceso de consolidación de las cuentas autonómicas.

Todo esto se ha visto favorecido por la mejora de la confianza, la reducción de los tipos de interés y el aumento de las nuevas operaciones de crédito.

Además, las reformas implementadas en años anteriores, junto a la reducción de los desequilibrios acumulados por el sector privado en el período anterior a la crisis, continúan favoreciendo el crecimiento de la inversión empresarial.

Los resultados de la encuesta BBVA de Actividad Económica en la Comunidad Foral de Navarra correspondientes al tercer trimestres de 2017 son consistentes con esta visión de una economía que continúa creciendo y cuyas expectativas siguen siendo favorables.

Así, según la encuesta, la economía navarra mantiene un crecimiento positivo respecto al sector industrial y el turismo y, aunque con matices respecto al trimestre anterior, sobre el sector de servicios y las exportaciones.

Esta visión está en línea con la que ofrecen los datos reales ya conocidos. Así, se observa un buen comportamiento de las exportaciones turísticas, aunque con una menor contribución que en el conjunto de España.

Por su parte, la evolución de las exportaciones de bienes es más negativa, con una caída que se explica por condicionantes de la oferta.

Sin embargo, los sectores no afectados por estos cambios evolucionan favorablemente y, una vez superados los problemas puntuales en ciertos sectores, las exportaciones deberían volver a ser un motor relevante de la economía navarra.

De hecho, en estos sectores no limitados por cambios en la producción, la mejora de la demanda europea y mundial está permitiendo un aumento de las ventas exteriores, como en el caso de los de productos alimenticios y las semimanufacturas. Y lo mismo debería ocurrir con el automóvil una vez que se recuperen los ritmos de producción con los nuevos modelos. De esta manera, la región se beneficiará de su mayor apertura relativa al exterior.

NAVARRA CREARÁ 8.000 NUEVOS EMPLEOS ENTRE 2017 Y 2018

Las previsiones de crecimiento del PIB explican la evolución esperada del mercado laboral en la región entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018, con la creación de 8.000 empleos y la reducción de la tasa de paro hasta el 8,8% a finales del siguiente año. Sin embargo, dicha mejora se da con diferencias comarcales, siendo las centrales y del sur las más dinámicas.

Así, si se cumplen estas previsiones, la región logrará superar su nivel per cápita del PIB precrisis este mismo año, pero la tasa de desempleo se situará a finales del año siguiente unos 3,5 puntos porcentuales por encima de su nivel a comienzos de 2008.

Según BBVA, "la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios que aún conserva la economía navarra obliga a la consideración de nuevas reformas que ayuden a elevar el crecimiento de la productividad, mientras se mantiene el del empleo y se consolida el desapalancamiento frente al resto del mundo".

En opinión de BBVA, "serán de especial interés medidas encaminadas a mejorar el mercado laboral y a continuar aumentando la productividad, donde, tal y como indica la Comisión Europea, la adaptación de la sociedad digital y la competitividad regional juegan un papel fundamental".


etiquetas: navarra, paro, economia, bbva, pib