Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Dos series nórdicas con fuerte crítica social

Movistar+ estrena ‘Bajo la superficie’ y ‘Algo en que creer’, que abordan temas como el terrorismo, el chantaje o la fe

Un reportaje de Rosana Lakunza - Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

‘Algo en que creer’ se centra en la historia de la familia de un pastor.

‘Algo en que creer’ se centra en la historia de la familia de un pastor.

Galería Noticia

  • ‘Algo en que creer’ se centra en la historia de la familia de un pastor.
  • ‘Bajo la superficie’ es un ‘thriller’ inquietante y angustioso. Fotos: Movistar

El audiovisual nórdico sigue estando de moda y dos nuevas series danesas se suman a la oferta en el Estado. Movistar+ estrenará hoy Bajo la superficie, un thriller inquietante y angustioso. El miércoles, llegará Algo en que creer. Ambas series han sido catalogadas por los críticos como retratos sociales muy oportunos que pueden aplicarse más allá del país en el que sitúan ambos argumentos, Dinamarca.

Bajo la superficie es una serie que provocará reacciones encontradas entre los espectadores y que pone sobre la mesa la discusión eterna sobre si los gobiernos deben ceder ante el chantaje terrorista y pagar para posibilitar la liberación de rehenes.

Quince ciudadanos son secuestrados y retenidos en un tren de la red de metro de Copenhague. Ante las negativas del Gobierno a pagar el rescate de cuatro millones de euros, los terroristas se ponen en contacto con la popular periodista Naja Toft (Paprika Steen), presentadora de las noticias locales, con el fin de hacer mediático el secuestro.

Las consecuencias políticas no tardan en llegar, sobre todo a raíz de que los terroristas empiecen a filtrar a la prensa información controvertida del pasado de los secuestrados. El Gobierno contacta con las fuerzas especiales para organizar un equipo de rescate formado por Louise Falk (Sara Hjort Ditlevsen) y Philip Norgaard (Johannes Lassen), este último marcado profundamente por los seis meses que permaneció secuestrado por el Daesh cuando servía en el ejército. En el transcurso de ocho días (uno por episodio), las fuerzas especiales y los órganos del gobierno se esfuerzan por actuar rápido, mientras el miedo se asienta entre los ciudadanos de Copenhague y los rehenes bajo tierra comienzan a perder toda esperanza de supervivencia.

retrato socialBajo la superficie responde a un intensothriller policíaco que en realidad esconde un crítico retrato político y social de tremenda actualidad. Una serie en la que no hay buenos ni malos, sólo intereses en conflicto que salen a la luz en una situación compleja y decisiones que chocan con esos intereses.

Ocho días, ocho episodios. La acción transcurre a día por episodio y el espectador asistirá a la experiencia desde varios puntos de vista, representados en los personajes: Policía, medios de comunicación, rehenes, terroristas, políticos y fuerzas especiales. A través de flashbacks se llega a conocer la historia de los rehenes.

Bajo la superficie es una serie de actualidad que trata temas como el terrorismo, nacionalismo, repercusión mediática, democracias occidentales en crisis… El título hace alusión a la localización física de los rehenes, pero también es una metáfora de las acciones de los secuestradores y de los secuestrados, cuyo pasado esconde algunas sombras que están alejadas de la superficie.

familia y fePor otra parte, Algo en que creer se suma a la oferta de la televisión de Telefónica pasado mañana. Responde a un drama humano ante la quiebra de las creencias más profundas. El argumento principal se sitúa en la Dinamarca actual, la historia se centra en una familia liderada por un pastor perteneciente a una larga tradición de religiosos con más de 250 años de historia. Férreo creyente, Johannes (Lars Mikkelsen) es un ferviente y a veces agresivo ministro de la Iglesia de Dinamarca.

Johannes posee una personalidad arrolladora, un carácter carismático y un alma torturada que, en ocasiones, lo sume en profundas depresiones. Durante estos cíclicos descensos a los infiernos, se aleja de su familia y se abandona a la bebida y las mujeres. Pese a todo, es un referente moral absoluto para su familia, algo que él percibe como su gran responsabilidad, por el largo legado que debe mantener y transmitir, pero también como su mayor debilidad.

La familia es para él un arma de doble filo que va a tener que manejar con reservas. Elisabeth, su esposa, es su principal apoyo y valedora;lo ha defendido durante años, pase lo que pase hasta que Johannes cruza una línea roja que ella no va a poder seguir asumiendo. Sus dos hijos, ya adultos, saben que el amor de su padre puede ser tan esperanzador como destructivo. El mayor, Christian, es la gran decepción de Johannes. Llamado a ser su sucesor, abandonó los estudios de teología para lanzarse a una prometedora carrera en los negocios que ahora ha abandonado. Intentará buscar su propio camino alejándose del destino que le parecía reservado. Para encontrarlo, comenzará un viaje físico que le abrirá los ojos a otra forma de espiritualidad.

August, el pequeño, devoto y claramente más afín a su padre, decide seguir la tradición familiar y se alista en el ejército como capellán militar enviado a Oriente Medio. Allí le esperan vivencias traumáticas que cambiarán su destino. La serie aborda temas universales como la fe y la familia y da paso a un nuevo género: el realismo mágico escandinavo.

Herramientas de Contenido

Más sobre Comunicación

ir a Comunicación »