¿Qué es magia?

Luis Beguiristain - Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Que exista el universo y la vida para nosotros es magia. Porque en nuestra mente racional, una azada no existe si no tenemos el hierro y la madera y la creamos con nuestras manos. Puesto que el concepto de Dios, para nosotros es algo que se escapa a nuestra capacidad de comprensión, podemos afirmar que es pura magia. Un concepto mágico. Ahora bien, la definición de magia se podría precisar más, dándole la connotación de una interactuación: entre la voluntad y ritual de una persona o grupo de personas y la respuesta de las fuerzas desconocidas del plano psíquico. ¿Cuál es la diferencia de rezar una oración católica de forma mecánica o una técnica de visualización donde se pretende una concentración mental y una actitud de sinceridad en la comunicación? Que cada uno trate de analizar por sí mismo. Por ejemplo, en el curso de control mental Silva existen unos ejercicios específicos para ayudar en la curación de alguien. Sea uno mismo o un ser querido. Hay veces en que los resultados son positivos, hasta el punto de que la persona que ha practicado dicho ejercicio de la mente puede quedar sorprendida. En este caso la técnica mental nos ha ayudado a concentrar nuestra energía psíquica a través de una visualización. Y lo dejamos estar. Entonces, aquella energía psíquica colectiva y asociada a los seres con poder divino actuará en la medida en que la ley kármica lo considere adecuado. Dios produce la activación de la alerta en las personas mediante el dolor. Y el resto de seres que le rodean, sean los médicos y enfermeras del hospital o por otros procedimientos espirituales, hemos de ser conscientes de que el colectivo humano evoluciona en conjunto. ¿Qué es el maligno? En el Apocalipsis se dice que Dios le suelta y le encadena al demonio o dragón primordial, según determinados ciclos. Cada uno hemos de experimentar, en diferentes circunstancias y grados, lo más negro del alma colectiva humana. Sin conocer lo negro no se puede acceder al plano de la luz. La magia no tiene límite.