Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Hemingway reabre Emak Bakia

Oskar Alegria rodó en Biarritz en 2012 el documental ‘La casa de Emak Bakia’, inspirado en la película del vanguardista Man Ray ‘Emak Bakia’ y rescatado para el ciclo ‘Recuperando a Hemingway’.

Un reportaje de Laura Garde. Fotografía Unai Beroiz - Lunes, 11 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Oskar Alegria posa junto al panel de Man Ray, de la exposición de Hemingway, expuesto en la Plaza del Castillo.

Oskar Alegria posa junto al panel de Man Ray, de la exposición de Hemingway, expuesto en la Plaza del Castillo. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • Oskar Alegria posa junto al panel de Man Ray, de la exposición de Hemingway, expuesto en la Plaza del Castillo.

Oskar Alegria no podía quedarse con la duda. Así, hace cinco años, el periodista y director pamplonés decidió viajar a Biarritz para filmar la historia de su intento de identificar la casa en la que Man Ray rodó, en 1926, la película vanguardista Emak Bakia/Déjame en paz: “Tenía un título muy potente, y encima en euskera. Del edificio solo había tres pistas recogidas en tres planos de la cinta: la imagen de su puerta principal, dos columnas de una ventana y un trozo de costa cercana. Mi documental es sencillo. Relata la historia de un tipo que busca una casa”, explicó.

Desde 2012, La casa de Emak Bakia/Emak Bakia baita, como se llama el documental de Alegria, ha recorrido setenta festivales internacionales y ha sido galardonado con quince premios y traducido a diecisiete idiomas. La semana pasada, el pamplonés fue protagonista con su creación en un coloquio enmarcado en el ciclo El reto de la cultura. Pamplona ciudad abierta/Kulturarenerronka. Iruña hiriirekia, dentro del programa Recuperando a Hemingway/Hemingway bidaie. “El documental, además de ser proyectado en festivales de temáticas muy diversas (geología, ecología, policiaca...), ha sido utilizado para cursos y debates. Poder enmarcarlo ahora en estas jornadas dedicadas al periodista y escritor norteamericano es muy bonito por ser Man Ray quien es”, expresó Oskar.

Man Ray (Emmanuel Radnitzky, un artista muy influyente en su época, fue quien prestó a Hemingway una cámara fotográfica para inmortalizar su viaje a Pamplona. Él también recaló en la capital navarra en 1929 y lo reflejó en una película titulada Corrida. Aunque Man Ray plasmó su trabajo en diferentes soportes, su faceta como fotógrafo y retratista es la más conocida. Pese a ser oriundo de Norteamérica, se desplazó a vivir a París y se convirtió en uno de los impulsores de los movimientos dadaísta y surrealista.

Un regalo. Así define Alegria la película Emak Bakia/Déjame en paz, “cinepoema totalmente visual sin hilo narrativo”. Para él, las imágenes que le impulsaron a rodar su documental “lo tienen todo”: “Culturalmente es una película muy rica que simboliza un grito de libertad. Es una pena que esa época y lo que supuso sea tan desconocida. Estas imágenes demuestran que los visitantes no venían solo a la fiesta”, sentenció el director.

el autorOskar Alegria escribe reportajes en el suplemento El viajero de El Paísy es autor de un proyecto artístico de fotografía llamado Las ciudades visibles. Profesor de guión de documentales en el máster de Guión Audiovisual de la Universidad de Navarra, ha sido durante cuatro años director artístico del Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista de Navarra. Fue elegido por la revista Variety como uno de los diez cineastas más prometedores en el panorama nacional. El programa Versión Española le otorgó La Navaja de Buñuel y eligió La casa de Emak Bakia/Emak Bakia baitacomo película revelación del año 2013 en España. Además, Oskar ha realizado el cortometraje Margodantza (2016) con el dantzari Jon Maya y ha reunido la colección de treinta y dos filmes sobre la oscuridad realizados por cineastas de todo el mundo bajo el título The darkness collection (2015).

Herramientas de Contenido