Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Y EN LAS CIUDADES DE TAMAÑO MEDIO

La contaminación en ciudades de tamaño medio supone unos 120 ingresos hospitalarios al año, según un estudio

Se han presentado las conclusiones del proyecto Life+Respira, el mayor estudio sobre contaminación realizado en una ciudad europea

EP - Martes, 12 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 19:04h

Vehículos circulando por la avenida Baja Navarra, una de las zonas que soporta mayor contaminación.

Vehículos circulando por una zona de tráfico. (Bergasa)

Galería Noticia

Vehículos circulando por la avenida Baja Navarra, una de las zonas que soporta mayor contaminación.

PAMPLONA.- La contaminación del aire en ciudades de tamaño medio supone unos 120 ingresos hospitalarios al año. Así lo recogen las conclusiones del proyecto de investigación Life+Respira, liderado por la Universidad de Navarra y realizado en Pamplona, una ciudad de características similares al 80% de las metrópolis europeas.

La investigación, el mayor estudio sobre contaminación realizado en una ciudad europea, destaca que en estas ciudades la población se ve expuesta con relativa frecuencia a niveles de contaminación superiores a los recomendados por las autoridades sanitarias. En concreto, esta contaminación provoca en Pamplona alrededor de 120 ingresos hospitalarios al año.

Las mediciones realizadas indican que la contaminación varía notablemente en función de la climatología, la zona de la ciudad y la hora del día. Aunque el tráfico motorizado es la principal fuente de contaminación, en invierno se aprecian niveles altos de partículas en suspensión en las zonas residenciales, debido al uso de chimeneas domésticas de leña.

Los registros también han confirmado que la vegetación urbana puede reducir notablemente la contaminación, de modo que los parques y jardines actúan como pulmones que limpian el aire de la ciudad. Sin embargo, no todos los árboles tienen el mismo efecto reductor. En concreto, en Pamplona sólo el 9% de los árboles son de hoja perenne, que son los que más reducen la contaminación.

Asimismo, Life+Respira ha demostrado que circular por la calzada incrementa entre un 27% y un 40% la exposición a los óxidos de nitrógeno con respecto a las aceras o los carriles bici. Además, una separación de solo medio metro entre el carril bici y la calzada reduce en gran medida los niveles de carbón negro (uno de los contaminantes más peligrosos) a los que se exponen los ciclistas.

Cuando esta distancia no es posible, el empleo de barreras vegetales de separación, como los setos, ayuda a reducir la exposición de los ciclistas a las partículas finas emitidas por el tráfico.

El proyecto europeo Life+Respira, dirigido a mejorar la calidad del aire que respiran quienes a diario se desplazan en bicicleta en Pamplona, culmina su trabajo después de tres años de desarrollo. Se trata de un ejemplo de ciencia ciudadana donde más de 200 voluntarios ciclistas han proporcionado, mediante el uso de sensores de bajo coste, unos 15 millones de medidas sobre la calidad del aire de la ciudad de Pamplona.

Gracias a su colaboración ha sido posible caracterizar de forma exhaustiva la distribución de los contaminantes urbanos en la ciudad, complementando así los datos proporcionados por las estaciones de calidad del aire existentes, que al estar situadas en unos pocos puntos fijos, no pueden recoger todas las situaciones de contaminación que se producen en la ciudad.

El instrumento financiero Life de la Unión Europea da soporte a todas las acciones que ha desarrollado el estudio, con la idea de que la experiencia sea replicable en otras ciudades europeas. En la iniciativa participan también la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra (GAN-NIK), el Centro Nacional de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y la empresa Pavimentos Tudela (cofinanciador).