El Ayuntamiento ultima el proyecto de cuentas

Pamplona dispondrá de 1,7 millones adicionales en el presupuesto de 2018

El Ayuntamiento ultima el proyecto de las cuentas del próximo ejercicio, que rondará los 200 millones
La carta de capitalidad y el fondo de haciendas locales han permitido subir la asignación

Kepa García - Martes, 12 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La fachada del ayuntamiento, con la bandera LGTBI.

La fachada del ayuntamiento, con la bandera LGTBI. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

La fachada del ayuntamiento, con la bandera LGTBI.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona está ultimando el proyecto presupuestario del próximo ejercicio, para los que dispondrá de 1,7 millones de euros adicionales procedentes de la carta de capitalidad y del reparto del fondo de las haciendas locales que han establecido el Gobierno foral y la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC).

La previsión es que Pamplona disponga para 2018 de un presupuesto que ronde los 200 millones de euros (en 2107 han sido 196 millones y en 2016, 198) y que el proyecto esté elaborado antes de final de mes, si bien la aprobación definitiva no se producirá hasta primeros de año.

Así lo aseguró la concejala delegada de Economía Local Sostenible Patricia Perales durante la comisión de Presidencia celebrada ayer, en la que se debatió una iniciativa del PSN preguntando por el retraso en la aprobación de las cuentas municipales para 2018.

La edil de EH Bildu no ofreció demasiados detalles sobre la marcha de las negociaciones presupuestarias, pero aseguró que se encuentran en su recta final. Confirmó que el techo de gasto será de 201 millones y explicó que el retraso en la aprobación ha venido determinado por las negociaciones que se han mantenido sobre la financiación de las entidades locales.

El acuerdo alcanzado hace menos de dos semanas entre el Ejecutivo navarro y la FNMC ha tenido un triple efecto. Ha permitido desatascar un delicado asunto herencia de los gobiernos regionalistas, soluciona los desajustes que provocaba el anterior sistema, que por ejemplo penalizaba a los ayuntamientos que habían aumentado de población;y ha posibilitado incrementar la cantidad asignada a los municipios. En el caso de Pamplona, supone la subida del 2,1%.

Cabe recordar que las aportaciones procedentes del fondo de haciendas locales (56,4 millones el año pasado) y de la carta de capitalidad (23,8) suponen un 40% del presupuesto total de Pamplona.

Dada la cuantía, el Ayuntamiento, según comentó Perales, consideró conveniente conocer el desenlace de las negociaciones sobre la financiación local antes de la redacción definitiva de sus presupuestos. Los 1,7 millones de euros adicionales serán incorporados a las cuentas del próximo ejercicio, sin precisar su destino concreto.

Ante las críticas de la oposición, la concejala de Economía Local Sostenible recordó que el cuatripartito ha sido capaz de aprobar los presupuestos en los dos ejercicios anteriores y que lo hará también ahora, frente a lo que sucedió en el último mandato de UPN, que prorrogó las cuentas en los cuatro años. Aunque no lo mencionó, la reciente reestructuración del equipo de Gobierno, que ha supuesto la creación de dos nuevas áreas y la remodelación de una tercera, también es otro factor que ha influido en el ligero retraso del proyecto presupuestario.

No convencieron las explicaciones al concejal socialista Eduardo Vall, que criticó la tardanza vinculándola a supuestas divergencias en el seno del equipo de Gobierno, para lo que citó un tuit de Armando Cuenca (Aranzadi) sobre el transcurso de las actuales negociaciones.

El portavoz del PSN, que en toda su intervención sumó los tres ediles de su grupo y los 10 de UPN, pidió un presupuesto que no deje fuera a la mitad de los pamploneses y aventuró que no recogerá las iniciativas de la oposición.

El portavoz de Geroa Bai Javier Leoz, le vino a dar la razón, señalando que las prioridades del equipo de Gobierno seguramente no coincidirán con las planteadas por regionalistas y socialistas. Por parte de UPN intervino Ana Elizalde, que volvió a lanzar ataques en todas las direcciones contra el cuatripartito, al que acusó de “desgobierno”, y pidió información sobre el techo de gasto.

presupuestos socialesEn su último turno de intervención, Perales señaló que las cuentas se están elaborando teniendo en cuenta a todos los pamploneses y que se mantendrán los criterios sobre gasto social y servicios públicos, tomando como base los presupuestos de 2017, donde las áreas de carácter social (Acción Social, Cultura y Educación, Participación e Igualdad, Ecología Urbana, Vivienda o Empleo y Comercio) concentran el 43,02% del gasto.

Previamente, la comisión de Presidencia trató una declaración de UPN sobre el decreto del euskera del Gobierno foral. Como es habitual en este tipo de asuntos, la intervención de Fermín Alonso fue un relato de lo negativo que los regionalistas consideran el nuevo decreto, que a su juicio supone una discriminación para la población castellanoparlante en el acceso al empleo público. Fue el mismo argumento de la socialista Maite Esporrín, para quien mejorar los derechos de una minoría supone empeorarlos para la mayoría de la población navarra.

En ambas declaraciones, los votos de las formaciones del cuatripartito (5) impidieron su aprobación.

los apuntes

Subida de 2,1%. El presupuesto de Pamplona tendrá una subida tras el acuerdo entre el Gobierno foral y la FNMC. El incremento en algunos ayuntamiento ha llegado al 3,1%.

la cifra

80,2

El dinero procedente de la carta de capitalidad (23,8 millones de euros) y del fondo de las haciendas locales (56,4 millones) supone el 40% del presupuesto de Pamplona.

260,4 millones. Es la cantidad que el Ayuntamiento ha recibido por su condición de capital desde 2006.