Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de diario de noticias

Tribunales y euskera, otra vez más

El TSJN se ampara de nuevo en una interpretación jurídica que posibilita una aplicación partidista y restrictiva de la normativa del euskera para avalar la política de trabas y las medidas excluyentes contra la creciente demanda social de esta lengua navarra

Miércoles, 13 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

no parece casual que el mismo día que la maquinaria política de UPN y PP arremetían con burdas falsedades contra el euskera o cuando se ha avivado un falso debate sobre la lista única en Educación, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra confirmase la sentencia en primera instancia que rechazó los cambios que ha introducido el Ayuntamiento de Pamplona-Iruña en la configuración de las Escuelas Infantiles para atender la creciente demanda de las familias de plazas en euskera para los niños y niñas en el 0-3 años. Si se repasa la hemeroteca jurídica en los tribunales navarros ante las demandas de los ciudadanos por sus derechos lingüísticos en defensa del euskera es fácil comprobar una abrumadora posición judicial en favor de validar la política de trabas, recortes y minorización que pusieron en práctica durante años los gobiernos de UPN y PP, en algunas épocas con la complicidad del PSN. Y en aquellos casos, como el de las reiteradas sentencias en favor de las demandas de Euskalerria Irratia, en que fueron favorables, las mismas se incumplieron sistemáticamente sin que ningún órgano judicial tomase medidas para hacerlas efectivas. Esta nueva sentencia es simplemente otra sentencia más que antepone una interpretación jurídica favorable a una legislación restrictiva contra el euskera del propio espíritu de la Ley del Euskera vigente desde 1986 a las demandas y necesidades de la actual navarra. Si se deja de lado que la pretensión original de la ley, era otra bien distinta a la que ha desarrollado posteriormente UPN, si se pasa por alto el cambio de la realidad lingüística de la sociedad navarra en estas décadas con un crecimiento progresivo de la presencia del euskera y si se olvidan los compromisos legales del Estado español con la legislación europea en materia de lenguas minorizadas y los propios informes del Consejo de Europa sobre la situación del euskera en Navarra, el fallo del TSJN aún adolece de importantes carencias de partida. Seguramente, la principal de todas ellas es que las modificaciones del Ayuntamiento de Pamplona trataban de atender una demanda social que había sido despreciada durante años por los anteriores responsables de las Escuelas Infantiles sin al mismo tiempo dejar de atender las demandas en el O-3 años en otros modelos lingüísticos. Es simple, quizá baste con recordar el artículo 3.3 de la Constitución de 1978, incumplido durante décadas en Navarra con políticas y medidas excluyentes y persecutorias contra el euskera, una lengua propia de Navarra. Una vez más.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »