Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

se introducen criterios de progresividad

La mayoría de las tasas y precios públicos del Ayuntamiento se congelan

para favorecer a las rentas más bajas

EP - Miércoles, 13 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 18:01h

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona, en imagen de archivo.

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona, en imagen de archivo. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • El pleno del Ayuntamiento de Pamplona, en imagen de archivo.

PAMPLONA. El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado en su sesión de este miércoles de forma definitiva las modificaciones de las ordenanzas fiscales y normas reguladoras de precios públicos para el año 2018. Con carácter general, se congelan las tasas y precios públicos que el Ayuntamiento aplica a los servicios municipales y se introducen, como novedad, criterios de progresividad en el cálculo de muchas de las tarifas.

El pasado 28 de septiembre se aprobó de forma inicial este expediente y se abrió entonces un periodo de exposición pública para la presentación de enmiendas. El proyecto aprobado este miércoles incluye una última enmienda para "modificar algunas imprecisiones detectadas al abordar la perspectiva de género de la normativa". Esas aportaciones no tenían como finalidad modificar el contenido de la regulación. Por ello, se han corregido conceptos como 'menores a su cargo' que han sido sustituidos por 'hijos e/o hijas', ya que "no se correspondían exactamente en el caso de las deducciones por violencia de género o de actos de violencia terrorista, entre otros", ha explicado en una nota el Consistorio.

Respecto al criterio de progresividad, se describen nuevos baremos para tener en cuenta los tramos más bajos de renta a la hora de adecuar las tasas de los servicios a la realidad socioeconómica de ese colectivo. Se establece una cuota especial para los tres primeros tramos de renta para recoger la situación de vulnerabilidad de personas perceptoras, por ejemplo, de pensiones no contributivas, SOVI y unidades familiares unipersonales con renta garantizada.

En esa misma línea de adecuar precios públicos a la realidad socioeconómica de la ciudadanía, las ordenanzas fiscales para 2018 introducen exenciones del pago de los servicios veterinarios o del sacrificio eutanásico de animales para personas en exclusión social.

Las ordenanzas regulan también un nuevo servicio en el Archivo Municipal que permitirá encargar al personal del Ayuntamiento labores de investigación y de búsqueda de documentación. Se señala, asimismo, la aplicación de una nueva bonificación en caso de expedición de copias de documentos para aquellas personas que justifiquen mediante declaración personal firmada la realización de un trabajo de investigación de interés general.

En lo referido a la contribución territorial, se modifica el gravamen de las unidades urbanas con la finalidad de seguir manteniendo la misma presión fiscal para el conjunto de Pamplona. Se actualiza el tipo de gravamen teniendo en cuenta la incidencia de la depreciación de los valores catastrales por la aplicación del coeficiente de antigüedad, incrementando los tipos de unidades urbanas en un 0,72%. Pasa del 0,3826% al 0,3853%.

Herramientas de Contenido

etiquetas: ayuntamiento, tasas