BALONMANO Anaitasuna 25 - Seguros Zamora 29

Clasificados de rebote

EL HELVETIA ANAITASUNA SE ESTRELLA CON ESTRÉPITO CONTRA EL SEGUROS ZAMORA, PERO se mete en la copa asobal COMO TERCERO gracias a las derrotas de SUS PERSEGUIDORES

Iñaki Sevillano / Iñaki Porto - Jueves, 14 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El jugador del Helvetia Raúl Nantes, en una de las jugadas de ataque del partido.

El jugador del Helvetia Raúl Nantes, en una de las jugadas de ataque del partido. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

El jugador del Helvetia Raúl Nantes, en una de las jugadas de ataque del partido.Antonio Bazán trata de marcar ante la oposición de Mouriño.Goñi se lamenta tras la derrota de su equipo frente al Zamora.Ugarte se hace hueco ante el férreo marcaje del defensa.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente
Minutos antes del partido los aficionados de Anaitasuna lanzaron decenas de peluches desde la grada para entregar a niños desfavorecidos:

HELVETIA ANAITASUNA (11+14): Nordlander;Gastón (1), Mota (1), Chocarro (4, 2p), Ugarte (1), Oswaldo Guimaraes (2), Nantes (4) -siete inicial-, Sergei (ps), Bazán (3), Balenciaga (1), Aguirrezabalaga (1), Goñi, Ceretta (2) y Etxeberria (5).

SEGUROS ZAMORA (17+12): Calle;Ceballos (3), Fernando, Silva (2), Abalos, Mouriño (3), Cangiani (2) -siete inicial-, Octavio (11 4p), Iñaki (1), Jortos (6, 1p), Peli (1), Maide y Velázquez.

Marcador cada cinco minutos 2-2, 4-4, 6-9, 6-11, 8-14, 11-17 (descanso). 13-17, 14-19, 16-21, 19-22, 22-26, 25-29 (final).

Árbitros Álvarez y Bustamante. Excluyeron dos minutos a Oswaldo, Bazán (2) y Ceretta, del Anaitasuna, y a Silva, Abalos (2), Mouriño y Jortos, del Zamora.

Estadio Pabellón Anaitasuna ante unos 800 espectadores. El club local realizó antes del encuentro un homenaje al colectivo arbitral navarro.

pamplona- La alegría fue amarga. El Helvetia Anaitasuna se clasificó como tercero para la primera Copa Asobal de su historia gracias al demérito de terceros, concretamente por la derrota del Cuenca en Huesca. Aquel objetivo que en las horas previas al partido se contemplaba como el premio a una extraordinaria primera vuelta, como una meta que todo aficionado ansiaba celebrar cual asentamiento del Helvetia entre los gallitos de la Liga Asobal, quedó totalmente ensombrecido por el desastroso espectáculo que ofrecieron ayer los jugadores de Juanto Apezetxea contra el Seguros Zamora. Ese conjunto que hasta su llegada a la Catedral ocupaba los puestos bajos de la clasificación, que dominó de comienzo a fin el choque, sonrojando repetidamente a la defensa e imponiéndose con total merecimiento al conjunto navarro.

La Copa Asobal, cuya semifinal se disputará este sábado en León tras sortearse los cruces, se presenta, por tanto, casi en el peor momento del curso para el Anaitasuna, que deberá resurgir para plantar cara a los mejores equipos de la competición.

Ya los primeros minutos anticiparon la situación del ambos equipos: el Helvetia no era capaz ni de anotar ni de defender con éxito y el Zamora, con lo mínimo, conseguía liderar con solvencia el marcador.

Es cierto que los árbitros no ayudaron en absoluto, castigando con continuas e incomprensibles faltas y penaltis a la defensa del Helvetia, -práctica tóxica que fijaron sin cesar- y que el portero rival, Calle, no pudo estar más acertado repeliendo cada intentona mínimamente lúcida, pero es innegable la fragilidad de una zaga que no se mostraba sólida ni por el interior, ni por los laterales.

Viéndose perpetrada una desventaja de tres goles (6-9), se esperó una reacción que no llegó. El Zamora continuó aprovechando la fragilidad defensiva y el nefasto arbitraje para aumentar el parcial hasta los siete goles (7-14), mientras que desvanecía los enrabietados ataques de un Helvetia que, unas veces por la escasez de lucidez y otras por la intensidad de la muralla amarilla, se hundía cada vez más en la negatividad.

Los primeros compases de la reanudación fueron esperanzadores. Reactivados por el toque de atención de Juanto más que por una mejoría en su juego, el Helvetia consiguió acortar distancias hasta los tres goles de diferencia (14-17), pero, cual augurio de derrota, Jorge Martín, pieza clave del Zamora, dio inicio a su recital y se apuntó para sí tres goles seguidos que volvieron a arrastrar al fango al conjunto navarro (14-20).

Tirados por el orgullo, desde entonces los locales trataron de ofrecer una reacción, pero su ensombrecida defensa lastraba la ambición de unos atacantes que acertaban a cuenta gotas.

Dos goles seguidos de Raúl Nantes pusieron un poco de pimienta a la dinámica reinante (19-22) e incluso se pudo atisbar una inesperada remontada tras superarse el bache de cinco goles de desventaja para tornarlos en tres (23-26), pero la precipitación de unos jugadores sin brillo desangró una esperanza que dilapidó el final del partido.

“Ha sido el peor partido del año”Juanto Apezetxea, el entrenador del Helvetia Anaitasuna, valoró la clasificación para la Copa Asobal, pero lamentó el modo de lograrla, ya que calificó el partido de su equipo frente al Zamora como “un auténtico desastre”, asegurando que sus jugadores están “fundidos mentalmente” y que su rival consiguió el triunfo “sin hacer nada”.

“Creo que ha sido el peor partido del año. Estamos mal ahora y desde luego no es el mejor momento para afrontar una Copa Asobal con el nivel de los equipos que nos vamos a enfrentar”, manifestó.

El técnico deseó que su equipo se recupere cuanto antes, pero aseguró que “es complicado”.