Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las exportaciones de vino crecen un 25% en diez años, pese a su poca diversificación

Tras un leve descenso en 2016, las ventas al exterior se recuperan un 9% hasta septiembre de 2017
El mercado mundial crece en los dos extremos de precio

Juan Ángel Monreal Oskar Montero - Jueves, 14 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Rafael del Rey, entre los edificios de la UPNA, donde ofreció su conferencia.

Rafael del Rey, entre los edificios de la UPNA, donde ofreció su conferencia.

Galería Noticia

  • Rafael del Rey, entre los edificios de la UPNA, donde ofreció su conferencia.

Pamplona- Las exportaciones de vino de Navarra marchan bien, han crecido más de un 25% en la última década y han consolidado un valor que, en 2016, alcanzó los 75,9 millones de euros. Pero podrían ir mejor, especialmente si se incrementase la diversificación de sus mercados, tal y como destacó ayer en Pamplona Rafael del Rey, director del Observatorio Español del Mercado de Vino (OEMV).

De hecho, en 2016 marcaron un leve descenso de 3,1 millones que seguramente se recupere con creces en 2017. Hasta septiembre, las exportaciones de vino de Navarra crecen un 9% y podrían registrar su valor más elevado de la historia. 2015 marcó el récord actual (78,8 millones de euros), si bien por litros el punto más alto se alcanza en 2012, con 44,2 millones. “El valor viene subiendo erráticamente desde 2009, con el volumen cayendo desde 2012 y el precio medio en aumento sensible desde entonces”, explicó ayer Del Rey, que acudió a Pamplona invitado por la DO Navarra. En 2018 se alcanzó un precio medio de 2.18 euros el litro, muy cerca ya de los valores precrisis y de los 2,24 euros de 2008.

Esta es precisamente una de las características que definen a las exportaciones de vino navarro. Su precio medio duplica la media española (1.06 euros). “Hemos aprendido que no basta con vender mucho, hay que mirar la última línea de la cuenta de resultados y ganar dinero. Entiendo que se apueste por los vinos premium y no hay que tener miedo por vender una botella a 50, 60, 70 ó 150 euros, pero ¿qué porcentaje del mercado supone? Apenas un 25%”, dijo Del Rey, quien pedía no descartar otras posibilidades y ponía el ejemplo de Italia. “Les va muy bien con el Prosecco, que son capaces de venderlo a mayor precio que el cava y con unos costes de elaboración más baratos”, dijo.

Se tiende así a una “bipolarización” en el mercado mundial, con un público creciente dispuesto a pagar altos precios por una botella, pero también con un importantísimo número de personas que quiere consumir vino, pero “que busca algo fácil y no quiere complicarse ni saber mucho. Crecen por tanto los dos extremos”, dijo antes de citar a gigantes de la distribución como Wall Mart, Tesco o Aldi, que se distinguen por sus precios ajustados y en los que el vino está cada vez más presente en buena parte del mundo.

En un mercado mundial que supera los 30.000 millones de euros, Navarra supone apenas una gota. Y pese a que “se está tomando muy en serio el reto de la internacionalización”, sigue vendiendo su producto en pocos mercados. “China avanza muy rápidamente desde 2009, pero Estados Unidos y Alemania presentan una evolución bastante errática”. El consumo mundial, por tantol, se está deslocalizando, con unos flujos comerciales que, en los últimos 17 años, crecen a razón del 1,7% en litros y por encima del 4% en valor. “El consumo del vino no se da tanto en los países productores tradicionales, como es el caso de Francia, Italia o España, sino que se está trasladando a zonas de Asia y Norteamérica”, algo que obliga a las empresas a reaccionar.

El crecimiento de los mercados internacionales, una constante desde hace años, lleva por fin aparejado un incremento en el consumo nacional de vino. De la mano de la recuperación económica, crecen especialmente las ventas en el sector hostelero, “que es el canal de vinos donde mejor” se pueden situar los vinos navarros que “aspiran a tener un cierto valor”, dijo Del Rey, que citó a la sequía como una de las amenazas inminentes para el sector. “Hay que avanzar hacia una mayor eficiencia, pero un segundo año de producción corta haría saltar todas las alarmas”, reconoció.

Herramientas de Contenido