Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Voluntariado de Afan: la generosidad contra el olvido

Homenajea a 21 mujeres que ayudan a afectados de demencia y a sus familiares - Pide más voluntarios para las 9.000 personas que sufren alzhéimer en Navarra

Unai Yoldi Hualde - Oskar Montero - Jueves, 14 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Parte de las voluntarias y trabajadoras de Afan, ayer en la sede de la asociación.

Parte de las voluntarias y trabajadoras de Afan, ayer en la sede de la asociación. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Parte de las voluntarias y trabajadoras de Afan, ayer en la sede de la asociación.

pamplona- La Asociación de Familiares de enfermos de Alzhéimer de Navarra (Afan) rindió ayer homenaje a las 21 mujeres voluntarias de la asociación por la labor que desempeñan con las personas afectadas de demencia. Durante el acto, que contó con la presencia de familias y voluntarios, la presidenta de Afan, Aurora Lozano, solicitó la ayuda de nuevos voluntarios para acompañar a las más de 9.000 personas que sufren alzhéimer en Navarra. “Ayudar a una persona con demencia supone ofrecer un respiro a sus cuidadores”, subrayó Lozano, quien aseguró que “aunque quizá no puedan razonar como el resto, son personas muy agradecidas con quienes les dan cariño”. Asimismo, calificó el voluntariado como “un camino de ida y vuelta, en el que se recibe mucho más de lo que se da”.

Lozano no quiso perder la oportunidad de recordar que la clase política se encarga de proteger los Derechos Humanos como la sanidad, la educación, etc. pero que muchas veces se olvida “de otras necesidades muy importantes como la compañía, el afecto, o el cariño”. “Esa es la labor de vosotras, las voluntarias, y estad seguras de que es algo muy grande”, insistió.

Además, la labor de los voluntarios resulta fundamental para los familiares, ya que en el 94% de los casos son ellos los encargados de cuidar de los afectados. La presidenta recordó el estrés y la sobrecarga que suponen estas situaciones llegando incluso a incidir sobre la salud. “Por ello el voluntariado es insustituible, porque ejercen una gran labor que desempeñan de forma altruista”, apuntó. De esta manera, quiso agradecer a las voluntarias, en nombre de todas las familias, la ayuda que prestan.

Por otra parte Ana Remírez de Ganuza y Aintzane Mariezcurrena, psicólogas de Afan, resaltaron el papel de la veintena de mujeres que ejercen de acompañantes “en una experiencia dura”. “Mi madre también sufrió alzhéimer por lo que me parece extraordinario que regaléis vuestro tiempo a personas que lo necesitan”, destacó Aintzane, quien también incidió en el carácter “pausado y silencioso” del trabajo del voluntariado. “Quizá a veces deberíais contar más lo que hacéis, igual así se animaría más gente”, agregó.

Por su parte, Ana quiso darles las gracias por romper con la barrera que hay con las personas afectadas y por hacer frente al estigma que se ha creado en torno al alzhéimer. “Por lo general en la sociedad hay un cierto miedo o rechazo hacia esta enfermedad. Vosotras sois el ejemplo a seguir”, manifestó. Además, señaló que ella colabora con Afan en la Ribera, una zona en la que están potenciando el voluntariado y que cada vez es más gente la que se anima.

los familiaresSegún Afan, el perfil del cuidador suele ser el de una mujer generalmente pareja o hija y, en algunas ocasiones, sin recursos para recurrir a una residencia o un centro de día. Apenas tiene tiempo de cuidarse y generalmente suele sentirse agotada, aislada y desbordada. “Los voluntarios les ofrecen un respiro a jornadas interminables de cuidado que, aunque pueda parecer pequeño, supone mucho para el cuidador porque les ayuda a liberarse del estrés”, explicó Lozano.

En cuanto a las tareas de los voluntarios, se trata de tareas sencillas como acompañar a los afectados en momentos puntuales, siendo su función ofrecer cercanía y escucha. El único requisito es contar con al menos dos horas semanales de ayuda. Para ello, se les ofrece una breve formación inicial, indicó la presidenta, que reiteró que “no se trata de sustituir la labor de un familiar, sino apoyarla con algo tan sencillo y gratificante como es la propia compañía”.

Herramientas de Contenido