Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Parque del Queiles vuelve a aparecer en unos presupuestos 13 años después

Se presentó en 2005 con un coste de 3,6 millones y ahora se cambia el proyecto para gastar 800.000

Fermín Pérez-Nievas J.A. Martínez - Jueves, 14 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Vista del lugar donde se instalará el futuro parque, con la catedral al fondo.

Vista del lugar donde se instalará el futuro parque, con la catedral al fondo. (J.A.MARTÍNEZ)

Galería Noticia

  • Vista del lugar donde se instalará el futuro parque, con la catedral al fondo.

tudela- Trece años después de que el equipo de gobierno de UPN, presidido por Luis Casado, lo incluyera en sus presupuestos (en 2005), el tripartito (I-E, PSN y Tudela Puede) recuperará del cajón parte del proyecto de la creación del denominado Parque Fluvial del río Queiles, diseñado por los arquitectos Andrés Orgambide y Fermín Margallo. Si bien la idea inicial tenía un coste de 3,6 millones y apostaba por mover el curso del río Queiles (algo que generó muchas críticas) y crear un parque de unos 35.000 metros cuadrados, en los presupuestos de 2018 aparece una cantidad de 800.000 euros, de los que la mitad proceden de Edusi (programa de financiación europea).

Durante la presentación de los presupuestos, el alcalde, Eneko Larrarte, señaló que “vamos a actuar en la medida de lo que es un parque, al estilo de lo que se hizo en el del fondo, que es muy agradable. Ni pensar en lo que otros apostaron, como cambiar el curso del río Queiles”. El responsable de Urbanismo, Daniel López, indicó que el equipo redactor (Margallo y Orgambide) había estado trabajando con ellos para adaptar el proyecto ya existente. “Siempre sirve algo de lo que hay”, indicó.

los iniciosEl Parque Fluvial del Queiles, presentado en marzo de 2005, tenía como característica principal que podía convertirse en inundable cuando las avenidas del río así lo requirieran. El parque discurre entre el Puente Mancho (situado en la calle Díaz Bravo) y la rotonda de la avenida de Pamplona (ubicada en el vial de Merindades) y abarca una superficie (en forma de embudo) de alrededor de 35.000 metros cuadrados. El parque contaba con una serie de puentes mirador, que permitían a los ciudadanos pasar por encima de toda la zona inundable, de manera que los tudelanos lo disfrutaban desde arriba. Se iba a empezar a construir entre junio y septiembre de 2005 pero enseguida surgieron complicaciones.

En un primer momento, Ecologistas en Acción criticó la actuación por la repercusión ambiental que tendría desviar el curso del río. Posteriormente, Batzarre recurrió la adjudicación porque se hizo por un montante de 1,6 millones de euros más de lo previsto inicialmente (2,3 millones) por las reformas que solicitó UPN. Por ello Batzarre solicitó un recurso ante el TAN.

En julio de 2007 volvió a aparecer el proyecto y se anunció para final de año, pero en diciembre de 2008 se afirmó que finalmente sería un año después, a finales de 2009. Llegada esa fecha se incorporó a los presupuestos de 2010 para finalmente desaparecer.

El Ayuntamiento de Tudela, hasta noviembre de 2011, gastó más de 2,5 millones de euros en pagar indemnizaciones por las expropiaciones llevadas a cabo para poder construir el parque del Queiles. Ésa es la cifra que el propio Consistorio facilitó a los partidos de la oposición como balance global de lo que se había abonado a los propietarios durante los años de litigios desde que se aprobó el proyecto, además de gastos en litigios.

Herramientas de Contenido