Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La reforma de la política de asilo enfrenta a los líderes europeos por las cuotas de refugiados

Los países del Este insisten en boicotear los programas de reubicación

Viernes, 15 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

bruselas- Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE intentaban anoche desbloquear en la cumbre de Bruselas la reforma de la política de asilo que lleva meses estancada y que aspiran a cerrar en junio del próximo año, a pesar de que incluir un sistema de cuotas obligatorias de acogida de refugiados como pide Bruselas sigue enfrentando a los Estados miembros.

“Estas divisiones están acompañadas de emociones que hacen más duro encontrar incluso un lenguaje común o argumentos racionales para el debate”, avisó el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, a su llegada a la cumbre europea que se celebró ayer y hoy en Bruselas.

Por ello, el ex primer ministro polaco planteó a los Estados miembros aparcar una de las propuestas clave de la Comisión Europea para gestionar mejor las crisis migratorias en el futuro;un mecanismo de cuotas obligatorias de acogida que se activaría únicamente en casos de crisis graves y que rechazan de plano los países del Este. El modo en que Tusk describió el sistema obligatorio de cuotas en el documento de trabajo remitido a las capitales, “ineficaz”, irritó a la Comisión Europea, cuyo comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, reaccionó tachando de “inaceptable” y “antieuropea” la idea de Tusk.

Pese a la polémica, Tusk considera que el lenguaje utilizado para abrir el debate con los líderes es el adecuado y mantiene que el reparto de la acogida mediante un sistema de cuotas “no ha funcionado” para frenar los flujos, lo que demuestra su ineficacia.

“En mi opinión, no puede haber una solidaridad selectiva entre socios europeos, los países que están en la frontera exterior tienen una gran responsabilidad”, declaró la canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la cita europea.

Las reglas actuales de la UE que confieren la responsabilidad total de atender y tramitar todas las peticiones de asilo que recibe al país de entrada colapsó a Italia y Grecia en 2005 y ha quedado claro que “no han funcionado”, sostiene Merkel, pero la reforma debe pasar por “soluciones solidarias”.

La firmeza de Merkel se alinea con las reivindicaciones de Italia, cuyo primer ministro, Paolo Gentiloni, subrayado que la fórmula de cuotas obligatorias son “el mínimo exigible” a una Unión Europea que debe responder con responsabilidad y solidaridad. “Para nosotros los muros y cerraduras son un error”, añadió.

Gentiloni se pronunció así después de una reunión con los países que formal el grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia), auspiciada por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“Necesitamos solidaridad, es simplemente necesario”, consideró el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, mientras que la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, apuntaba que hay “muchas formas de solidaridad” para afrontar la presión migratoria.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, defendió la solidaridad entre Estados miembros, pero pidió que se haga “sin caer en bloqueos excesivos” que impiden progresar en la reforma profunda de la política europea de asilo y migración. “Todo el mundo debe poner de su parte para encontrar buenas convergencias”, añadió.

Los países del Este son los que más claramente se han opuesto a las cuotas e incluso tres de ellos -Hungría, Polonia y República Checa- han boicoteado el programa de reubicación con el que la UE ha trasladado a miles de refugiados desde Italia y Grecia al resto de países en los últimos dos años.

Las diferencias siguen patentes, como han confirmado posteriormente todos los participantes de la reunión, pero ayer limaron asperezas con un acuerdo por el que el grupo Visegrado aportará 35 millones de euros a las medidas de control para frenar el paso de inmigrantes desde Libia. - E.P.

el dato

Defensa comunitaria. La cumbre acordó tener listo el programa de desarrollo de la industria de defensa comunitaria para 2018 y poder financiar los primeros proyectos ya en 2019.

Herramientas de Contenido