Reescribiendo el presente

laida azkona y txalo toloza investigan en el centro huarte (‘habitación 8’) sobre el neocolonialismo en latinoamérica

Un reportaje de Paula Etxeberria. Fotografía Unai Beroiz - Viernes, 15 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Txalo Toloza y Laida Azkona, en la ‘Habitación’ en la que comparten con el público su proceso artístico.

Txalo Toloza y Laida Azkona, en la ‘Habitación’ en la que comparten con el público su proceso artístico.

Galería Noticia

Txalo Toloza y Laida Azkona, en la ‘Habitación’ en la que comparten con el público su proceso artístico.

La estrecha relación que existe entre el neocolonialismo en Latinoamérica, la barbarie sobre el territorio y el desarrollo de la cultura contemporánea centra el proyecto que los artistas Laida Azkona (Pamplona, 1981) y Txalo Toloza (Antofagasta, Chile, 1975) están gestando en Habitación 8: Esto nunca fue Argentina,en el Centro Huarte. Un espacio expositivo donde los creadores trabajan en colaboración y muestran su trabajo de un modo procesual.

En este caso, Azkona y Toloza comparten con el público el proceso de su investigación, que culminará en un documental escénico, durante estos fines de semana -viernes por la tarde y sábados y domingos por la mañana-, hasta el próximo 7 de enero. Allí, en su Habitación que es a la vez taller de trabajo y lugar de exhibición y de contacto con el público, Laida Azkona y Txalo Toloza están realizando una intensa inmersión en un conflicto que ejemplifica las trágicas e injustas consecuencias del neocolonialismo: el genocidio del pueblo mapuche que se llevó a cabo a finales del siglo XIX, principalmente en tres regiones de Argentina: Neuquén, Río Negro y Chubut. “A los aborígenes se les negó la existencia, se les niega a día de hoy;Argentina decidió ser un país europeo en medio de Sudamérica, y consiguió crear ese ideario en todos nosotros”, dicen los artistas. Lo logró, a costa de masacres, esclavitud y explotación. Pero este conflicto es tan solo uno de tantos que demuestran que “la historia del capitalismo es cíclica”, que la explotación de unos por parte de otros más poderosos se repite una y otra vez.

El conflicto del pueblo mapuche sigue vivo hoy, replicado entre las pequeñas comunidades del lugar y las grandes fortunas extranjeras dueñas del territorio. La de la empresa Benetton, entre ellas. Sobre ello investigan la creadora y bailarina pamplonesa y el artista chileno, convencidos de que preservar la “memoria comunitaria” es clave para entender quiénes somos.

“Los lenguajes contemporáneos tienden a hablar del aquí y ahora, y quizá del futuro. Pero también han de servir para hablar del pasado, porque hacerlo es la única forma de poder entender dónde estamos situados a día de hoy. De releernos, de reestudiarnos y reescribirnos. Si los pueblos no tienen esa memoria comunitaria, están condenados a cometer los mismos errores, los mismos fracasos”, reflexiona Txalo Toloza al hilo del trabajo que está gestando junto a Laida Azkona, y que culminará en un documental escénico bajo el título Tierras del Sud SAcuyo estreno está previsto para finales de septiembre de 2018. Será el segundo montaje de una trilogía que los artistas iniciaron con Extraños mares arden, que se puso en escena en dos ocasiones en el Teatro Gayarre y en el que los creadores abordaban una parte de la historia minera de Chile que no había sido investigada y que involucra a la fortuna de la familia Guggenheim.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »