Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno agita el fantasama del ciberataque en las elecciones

Podemos pide al Gobierno que no use las injerencias para una nueva ley mordaza

Viernes, 15 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

pamplona- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó que el Ejecutivo, a través del Ministerio del Interior y el Centro Criptológico Nacional, están trabajando para garantizar la seguridad y la limpieza democrática de las elecciones catalanas ante hipotéticas injerencias externas. Sáenz de Santamaría compareció ayer durante más de dos horas a puerta cerrada ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso -conocida como de secretos oficiales- para informar sobre las supuestas injerencias rusas en el proceso independentista en Cataluña.

En cumplimiento de la ley, la vicepresidenta no quiso desvelar el contenido de sus explicaciones, aunque sí agradeció el interés de los grupos por este problema y recalcó la preocupación compartida por la ciberseguridad, así como la necesidad de reforzar los mecanismos de defensa.

Lo que sí avanzó es que varios departamentos del Ejecutivo central y los expertos en seguridad informática del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en colaboración con la empresa encargada del recuento del 21D, están ya trabajando intensamente para preservar la seguridad de los comicios.

Sáenz de Santamaría ya avanzó el miércoles que el Gobierno pondrá en marcha en el primer semestre de 2018 un centro de operaciones de seguridad para dar una respuesta más eficaz a las ciberamenazas y combatir la desinformación en internet, con un coste inicial de 16 millones de euros.

La vicepresidenta destacó que el Ejecutivo está haciendo un trabajo “muy intenso” de cara a los comicios en Cataluña para anticiparse a los problemas que puedan surgir y estar preparado ante los intentos de desinformación. “Hemos aprendido a tenor de lo que está ocurriendo y de lo que hemos vivido” remarcó.

silencio de los portavocesA las reuniones de la comisión de gastos reservados tienen derecho a asistir los portavoces de todos los grupos parlamentarios, entre ellos los portavoces de ERC y el PDeCAT, que acude en nombre del grupo mixto. Ninguno de ellos quiso informar de las explicaciones de la vicepresidenta del Gobierno, tal y como establece la ley.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, se limitó a confirmar que la preocupación por la ciberseguridad es unánime entre los grupos parlamentarios. Aunque insistió en la necesidad de tratar de garantizar la seguridad de los ciudadanos en las redes, además de en su día a día, reiteró sus crítica a la actitud del Gobierno de querer imponer más recortes en los derechos y libertades fundamentales con la excusa de la seguridad. La portavoz argumentó que, así ha ocurrido, con la denominada “ley mordaza”, a cuya derogación, actualmente en trámite parlamentario, se opone el PP.

“Nos preocupa que el Gobierno quiera seguir por esta senda de la ley mordaza”, manifestó Montero, que recalcó que numerosos organismos internacionales la han criticado por vulnerar derechos fundamentales, como la libertad de expresión, de reunión y manifestación.

Desde el PDeCAT, Jordi Xuclá, se excusó por no poder informar de ningún aspecto de la reunión que, al menos consideró “fructífera” y de la que salió satisfecho y tranquilo. - D.N.

Herramientas de Contenido