villafranca/funes

Obras para reducir el riesgo de riadas en los núcleos urbanos

La Confederación Hidrográfica del Ebro invertirá 9 millones en la mejora de los meandros en la confluencia del Arga y el Aragón

d.n. - Sábado, 16 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Estado de los trabajos a la altura de Funes y Peralta.

Estado de los trabajos a la altura de Funes y Peralta. (Foto: che)

Galería Noticia

Estado de los trabajos a la altura de Funes y Peralta.

tudela.El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, ha iniciado la segunda fase del proyecto de mejora y reconexión de los meandros del tramo bajo del río Arga, con el objetivo de reducir el riesgo de inundación de los núcleos urbanos de Funes y Villafranca y “renaturalizar” la confluencia de los ríos Arga y Aragón para que se convierta en un espacio fluvial de calidad, rico en biodiversidad y que permita recuperar hábitats apropiados para la fauna autóctona.

Se trata de una intervención novedosa, que constituye la obra de restauración hidrológica más importante de las que se están acometiendo en España, ya que ambas fases suman más de 9 millones de euros de inversión.

La solución adoptada apuesta por recuperar el meandro de Soto Sardillas, en el tramo bajo del río Arga (término municipal de Funes), mejorando la calidad de las aguas y los hábitats para la fauna silvestre, además de la llanura de inundación para reducir velocidad y erosión. Para ello se utilizan técnicas novedosas de bioingeniería, como la creación de pequeños humedales de lámina permanente similares a los que existían por estos sotos ribereños y que actualmente han desaparecido. Paralelamente al inicio de los trabajos de la segunda fase continúan avanzando a buen ritmo las actuaciones previstas en la primera, que alcanzan ya el 94 % de obra ejecutada.

recuperación de meandroLos trabajos de la segunda fase, con un presupuesto de 7 millones de euros, consisten en dar continuidad a las actuaciones iniciadas en la fase anterior: retirada de los lodos acumulados en el meandro de Soto Sardillas, así como de los rellenos colocados en las riberas durante la canalización del Arga, para ampliar la llanura de inundación.

Estas actuaciones se completarán con la recuperación de un antiguo meandro puesto en cultivo, plantaciones, la construcción de dos humedales adicionales adaptados a los hábitats del visón europeo y la retirada de los diques de defensa de la canalización en la zona inmediatamente aguas abajo del casco urbano.

El dique de la margen izquierda será reconstruido retranqueado hacia el interior de la margen, mejo-rando así la capacidad de desagüe del río y con ello, la protección ante inundaciones de la población y del polígono industrial.