Navarra ocupa el tercer puesto en el Estado cuyas empresas tienen menos vulnerabilidad financiera

Las comarcas del Noroeste y Pamplona presentan una mejor situación que las de la Media Oriental y Tudela

Domingo, 17 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Vista aérea de un polígono industrial en la Comarca de Pamplona.

Vista aérea de un polígono industrial en la Comarca de Pamplona. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Vista aérea de un polígono industrial en la Comarca de Pamplona.

El 28% de las empresas de Navarra se encuentran en una situación de vulnerabilidad, lo que significa que su capacidad de hacer frente a su endeudamiento o al coste que genera se puede ver comprometida por el cambio de factores externos como con los ciclos económicos, como ha ocurrido en la última Gran Recesión, o shocks de liquidez. A pesar de que supone un importante descenso de tres puntos respecto al año 2015 y de siete respecto al 2014, sin embargo esos niveles de riesgo en la situación financiera de las empresas pueden poner en peligro no solo su viabilidad, sino incluso provocar su desaparición cuando, como ocurrió en la anterior crisis, se limitó de manera importante el acceso al crédito.

En el conjunto de Euskal Herria, Navarra es territorio que mejor ratio presenta, aunque la distancia con Gipuzkoa es de solo 34 décimas y a dos puntos por encima de la media de la CAV que se sitúa en un 30%. Por comarcas, la zona Noroeste y Pamplona con un 25,82% y un 26,92%, respectivamente, son las que en mejor situación están, mientras que la zona Media Oriental y la de Tudela presentan unos registros mucho más débiles con un 32,38% y un 32,93%, respectivamente. En conjunto todas las comarcas navarras presentan un porcentaje de empresas por debajo de la media del Estado, que se sitúa en un 34%, lo que hace que el territorio foral sea el tercer del Estado con mejores ratios de vulnerabilidad financiera por detrás de Canarias, por sus ventajas fiscales de región ultraperiférica, y Catalunya.

Estos datos referidos al ejercicio de 2016, pero que parten de una investigación iniciada ya en el año 2014, se recogen en un análisis del Observatorio Económico-financiero de la Pyme, impulsado por Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad con el apoyo del Instituto Vasco de Finanzas que se acaba de elaborar y ponen de relieve que las empresas de la CAV y Navarra gozan de una mejor salud financiera que la detectada en ejercicios anteriores. Las razones de esta evolución favorable hay que situarlas en la recuperación económica y en la política de estímulos del Banco Central Europeo (BCE), que han permitido incrementar notablemente la liquidez y disminuir el coste de acceso a la financiación. Aunque el contexto económico ha mejorado sustancialmente en los dos últimos años, sin embargo las pymes todavía no han conseguido recuperar los niveles del año 2008 en lo que se refiere el número de empresas, empleo y valor añadido generado.

Orkestra-instituto vasco de competitividad constata que, a menor tamaño de empresa, mayor vulnerabilidad

Estas conclusiones parten del análisis que -a partir de ahora se repetirá con carácter trimestral para que las empresas, junto con otros actores concernidos, puedan conocer la situación de vulnerabilidad financiera en la que se hallan y adopten las medidas adecuadas para solventarla-, ha realizado Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad en más de 500.000 compañías en el Estado de las que el 97% corresponde a micro y pequeña empresa. De ellas, 30.000 corresponden a compañías ubicadas en la Comunidad Autónoma Vasca y 9.000 a firmas navarras. En todos los casos el porcentaje de micro y pequeñas empresas es aproximadamente el mismo. En el estudio no se han analizado las empresas del sector financiero, seguros e inmobiliarias.

El objetivo de este análisis de la salud financiera de nuestras empresas parte de la experiencia que dejó la reciente crisis y que puso de manifiesto la vulnerabilidad de muchas compañías, ya que el excesivo endeudamiento en el que se hallaban comprometió de manera importante su continuidad cuando se limitó el acceso a la financiación por parte de las entidades financieras.

Por ello, conocer la situación de vulnerabilidad financiera de las empresas es determinante para garantizar el futuro de nuestra economía y su crecimiento. Recientemente, el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado en su Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial sobre los efectos que la vulnerabilidad financiera podría tener en el Producto Interior Bruto (PIB) mundial, con una reducción del 1,7%.

En este sentido, diversos estudios han puesto de relieve que la mejora de la situación en la que se encuentran las empresas requiere, además de aumentar el peso de la autofinanciación, el impulso de otras medidas, entre las que destaca la diversificación de las fuentes de financiación.

Por ello, es determinante que las empresas integren la financiación como un elemento más de sus estrategias con el fin de garantizar su crecimiento y su supervivencia. Cada vez más los nuevos modelos de negocios están exigiendo que las empresas se vean cada vez más obligadas a integrar mecanismos o soluciones de financiación en los productos y servicios que ofrecen. - D.N.