Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Listas únicas de contratación en Navarra

Por Joxan Azpirotz Etxarri - Domingo, 17 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Cuando el símbolo de igualdad y las líneas paralelas nos son equivalentes. Apuntes sobre la polémica de las listas de contratación de Educación en Navarra.

Es normalidad anormal la situación actual de la enseñanza en Navarra, fruto de la política lingüística de más de dos décadas de UPN y la connivencia de distintos sectores sindicales (CCOO, Afapna), que ha interpretado la Ley del Vascuence como la Ley del Napartheid, es decir ciertatolerancia respecto al euskara pero siempre que no se salga de los límites de la zonificación ni suponga la mínima normalización de nuestra lingua navarrorum en el conjunto del territorio. En realidad no es sino la manifestación de la glotofobia (aversión a un idioma) que profesan al euskara.

Ejemplos de lo que afirmo hay a montones:

- La aplicación de toda la legislación sobre Educación en Navarra se ha hecho teniendo como base la proveniente del Estado que pudiera aplicarse a cualquier autonomía monolingüe castellana, con algunos retoques para acomodarse a la especificidad del euskara, sobre todo para el modelo D.

- La inclusión del inglés primero a temprana edad y luego como lengua vehicular en la enseñanza, cuando ni había profesorado preparado ni base legal para ello, siempre con el objetivo (declarado por Barcina) de confrontar dos idiomas euskara versus inglés, tratando así de reducir la creciente demanda de enseñanza en euskara en la educación pública. Es decir, introdujeron unos nuevos modelos lingüísticos por la puerta falsa sin tocar la Ley del Vascuence, que es la ley que regula dichos modelos. Aquí cabe preguntar si a la hora de implantar esa macedonia de modelos en inglés (British, TIL, PAI...) tuvieron en cuenta al colectivo de profesorado interino con muchos años de experiencia a sus espaldas que vio mermados sus puestos de trabajo por la exigencia del inglés. No, total para el sistema el profesorado interino es prescindible a voluntad. O se le conmina a sacarse el título de inglés si quiere seguir en la enseñanza. Ahora, si por un casual a alguien se le ocurre decir que también deberían sacarse el título de euskara, lengua propia de Navarra y cooficial, se le tacharía de talibán.

- Hace más de una década el Gobierno de UPN, en otra vuelta de rosca más, sacó un proyecto de decreto del uso del euskara en la Administración (o su no uso). En uno de los puntos se especificaba que los funcionarios que accedieran por oposición a plazas en euskara no tendrían derecho a optar a posteriori a plazas de su especialidad en castellano. UPN tuvo que recular y derogar dicho articulado porque chocaba con la normativa estatal. Se podría dar la paradoja de que un profesor/a de matemáticas bilingüe pudiera concursar a plazas de Granada y en cambio no lo pudiera hacer a Tudela.

- El último reducto en la enseñanza pública que le quedó a UPN y adláteres en su política de querer mantener dos mundos paralelos en razón del idioma euskara-castellano, es la capacidad normativa del Gobierno de Navarra para regular la gestión de las listas de contratación. Para ello, y puesto que dichas listas dependen directamente de las convocatorias de oposición, lo que ha hecho hasta ahora es convocar las plazas de las distintas especialidades por duplicado en razón del idioma y haciéndolos coincidir en el día y la hora, evitando así una lista única por cada especialidad. Esta anormalidad es un caso único en el Estado español.

La exigencia de listas únicas de contratación por especialidad no es una reivindicación nacionalistacomo se vende, sino un mínimo común para empezar a revertir una situación de anormalidad y creación artificial de mundos paralelos en razón del idioma. De hecho, está a años luz de lo que hace décadas es norma en comunidades autónomas gobernadas por el PP como Galicia o Comunidad Valenciana, donde para entrar en dichas listas de contratación es preciso tener un nivel de galego o catalán-valenciano.

En cuanto al argumento de que las listas únicas van a perjudicar al profesorado contratado de castellano, cualquiera que controle un poco el tema sabe que eso no es cierto. A efectos prácticos no va a haber cambios sustanciales en cuanto a las expectativas de trabajo del profesorado contratado actual.

Para terminar, una pregunta: “Quo vadis” Izquierda-Ezkerra?

El autor es docente veterano y exsindicalista de LAB Irakaskuntza en la década de los 90

Herramientas de Contenido