Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La batalla por la clientela

Tiendas de productos voluminosos y otros negocios luchan por mantener clientes que ya no van al centro en coche por miedo a las multas

Un reportaje de Laura Garde. Fotografía Patxi Cascante - Domingo, 17 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Tránsito de vehículos en la calle Mayor.

Tránsito de vehículos en la calle Mayor.

Galería Noticia

  • Tránsito de vehículos en la calle Mayor.

Los clientes siguen expresando sus quejas y algunos establecimientos ya han perdido asiduos desde que el acceso al Casco Antiguo de Pamplona fue restringido en septiembre. Así lo aseguran Isabel Lacabe, responsable de Beunza Luz, y Alicia Egüés, de Veterinaria Labrit, quienes piden al Ayuntamiento mejoras en las que se tenga en cuenta a todas las partes.

“Hay comercios a los que no les afecta tanto, como a las tiendas de ropa. A todos nos parece bien el proyecto, pero para los que vendemos productos voluminosos, en parte, es un problema. Hay lámparas que no te puedes llevar en la mano”, explica Lacabe. A pesar de que sus clientes pueden pasar con el coche si en el establecimiento registran la matrícula en una aplicación, la empresaria afirma que la desinformación continúa siendo una traba. “La mayor parte de nuestros clientes no vienen con frecuencia. ¿Cómo les informamos del sistema de registro de matrículas?”, manifiesta. Ahora, espera a que pase Navidad para saber “de verdad” cómo les influye la puesta en marcha de las multas. “En estas fechas todo el mundo sale a la calle y, además, las sanciones se han empezado a poner esta semana. Podremos valorar la repercusión a partir del 8 de enero”, concluyó.

“Aun registrando las matrículas, los clientes dudan de si serán multados”

alicia egüés

Veterinaria Labrit

La situación de Egüés es diferente. Ella trabaja con clientes fijos y, aún así, está convencida de que la advertencia no ha llegado a todos: “Nosotros hicimos mailing, avisamos por correo a todos nuestros clientes de que iban a poder venir con el coche porque podíamos inscribir sus matrículas en una aplicación con el tíquet de compra o el número de historial. Hay mucha gente que no lee, y los que lo hacen, se sienten inseguros. Muchos llaman preguntando si es cierto que no van a ser multados. Ya hemos perdido clientes”, asevera.

El sector hotelero también ha notado las consecuencias del plan. Un claro ejemplo es el Hotel Maisonnave. Ubicado en la calle Nueva, los huéspedes que “de paso” hacían noche en Pamplona y paraban en este alojamiento, ya no lo hacen: “Llegan a la entrada de la calle y al ver el aviso pintado en el suelo que prohibe la entrada y advierte del riesgo de multa, se dan la vuelta. A quienes reservan desde casa, les explicamos qué tienen que hacer cuando llaman. Si no, les mandamos un correo electrónico”, aclara Esther Sanz. En la entrada del parking también se ha facilitado un cartel para que recordar que deben dar la matrícula en recepción.

más visiblesPor su parte, los hosteleros y las tiendas de ropa y calzado ubicadas en la calle Estafeta agradecen el menor tránsito de coches. “Los repartidores no tienen problema porque siguen teniendo su licencia y su horario. Que haya menos vehículos se nota en que hay más peatones. Además, ya no nos tapan escaparates y puertas y la gente se anima más a entrar”, comentó Puy, encargada de un establecimiento de prendas de deporte.

Herramientas de Contenido