Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

segunda b | Osasuna 1 - Vitoria 2

Atropello en Tajonar

pesimismo | el promesas perdió su envite ante el vitoria y despide el año con sensaciones negativas

Tomás Orihuela - Lunes, 18 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Kike Barja choca con un defensa tratando de rematar.

Kike Barja choca con un defensa tratando de rematar. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

  • Kike Barja choca con un defensa tratando de rematar.

OSASUNA PROMESAS Juan Pérez, Samuel, Diego, Albisu, Endika, Adrián (Moncayola, min.77), Antonio Otegui, Javi Martínez (Barbero, min.74), Kike Barja, Jaime Dios y Jordan.

VITORIA Areitio, Cipetic, Irazábal, Amelibia, López, Martín, Escoruela (Pastor, min.61), Azkue, Obieta (Regis, min.83), Sarriegi (Diego Martínez, min.75) y Lara.

Goles 0-1, min.6: Cipetic. 1-1, min.37: Jaime Dios. 1-2, min.64: Pastor.

Árbitro Víctor García Verdura. Amonestó por parte del Promesas a Adrián y a Barja. Del Vitoria mostró amarilla a López y Martín, y expulsó por doble amonestación a Cipetic.

Estadio Tajonar. 386 aficionados.

tajonar- Osasuna Promesas perdió su final de la Champions particular por falta de centímetros y contundencia en las áreas. El conjunto dirigido por Sergio Amatriain hincó la rodilla ante el Vitoria en un duelo vital por la permanencia que evidenció las carencias rojillas. El equipo vasco basó su juego en una salida de pelota directa hacia Obieta o Azkue, dos armarios que monopolizaron el juego aéreo durante los primeros 45 minutos para desarticular la presión a todo el campo que desplegó el filial osasunista. Albisu hizo de padre de familia en una defensa que sufrió una desventaja cruel. El Vitoria, que aterrizó con la lección bien aprendida durante la semana, tardó seis minutos en sacar rédito a dicha ventaja y tradujo su envergadura en un tanto de Cipetic al segundo palo que nació de una falta pegada al córner. El lateral derecho, que remató libre de marca, vivió una primera parte reconfortante con Kike Barja esposado a la cal y espacio en ataque para proyectarse.

Con Barja fuera de juego, el fútbol de Osasuna se citó en la banda de Jaime Dios con ánimo de extraer jugadas potables. Samuel, que entró en la alineación a última hora, mostró más empeño que acierto en las contadas ocasiones que logró doblar al extremo y alcanzar línea de fondo. Jaime aprovechó la doble atención centrada sobre el capitán rojillo para encarar con aclarados en banda, buscar centros y forzar faltas laterales. Pasada la media hora de partido los dos extremos del Promesas se encontraron, y eso es siempre una buena noticia para los de Amatriain. Barja se deshizo de sus esposas en banda izquierda, galopó hacia el eje en una diagonal de vértigo y sirvió una pelota franca y con ventaja al 7 rojillo. Jaime la cruzó con un golpeo de empeine total dirigido a la altura de la rodilla derecha de Areitio y ajustició al Vitoria. El flanco derecho siguió siendo rentable para los intereses rojillos, pero Jordan no lo certificó en una ocasión cómoda en la que tuvo toda la portería para definir.

Tras el paso por vestuarios Osasuna mejoró gracias al doble pivote en defensa para fortalecer las ayudas en las pelotas aéreas del Vitoria, cortocircuitando su salida aseada de balón. Sin embargo, la fragilidad defensiva volvió a sonrojar al Promesas en un centro pasado que colgó Cipetic y remató Pastor por encima de un endeble Samuel. En la media hora restante Monca y Otegui controlaron a los jugadores exteriores para catapultar a Endika y Samuel en ataque y buscar superioridades en banda. Barja gozó de más espacios y forzó la expulsión de su par, pero la salida del lateral suplente, Diego Martínez, opacó sus internadas. El Vitoria arañó segundos y solo en el alargue sufrió una doble ocasión repelida por sus centrales. Tajonar bajó el telón con derrota y una súplica al cielo: regalos de Reyes.

Herramientas de Contenido