Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

artículo patrocinado

Qué es la dación en pago de una hipoteca

Lunes, 18 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:48h

Fueron muchos los ciudadanos que, habiendo contratado una hipoteca, terminaron sufriendo un embargo de su casa.

Fueron muchos los ciudadanos que, habiendo contratado una hipoteca, terminaron sufriendo un embargo de su casa.

Galería Noticia

  • Fueron muchos los ciudadanos que, habiendo contratado una hipoteca, terminaron sufriendo un embargo de su casa.

Durante los pasados años de la crisis financiera e inmobiliaria fueron muchos los ciudadanos que, habiendo contratado una hipoteca, terminaron sufriendo un embargo de su casa, debido a la imposibilidad de pagar las cuotas de amortización de su préstamo.

Lo peor de todo es que, en muchos casos, la entrega del inmueble no les libró completamente de la deuda contraída, debido a que la venta del aquel no generó la liquidez suficiente;es decir, el precio por el que finalmente se vendió el inmueble embargado fue inferior al resto de la hipoteca que estaba pendiente de pagar.

Si el contrato hipotecario hubiese incluido la dación en pago, este problema no habría tenido lugar y la deuda habría quedado saldada. Sin embargo, incluso entre las mejores hipotecas, es difícil encontrar alguna que lleve incluida entre sus cláusulas esta particularidad.

Dación en pago: definición

La dación en pago es una medida recogida en el Real Decreto Ley 6/2012 de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos. Mediante la dación en pago, el deudor puede entregar el inmueble objeto de la hipoteca y cancelar la deuda que pudiera quedar pendiente. Esto evita el problema de que la habitual venta en subasta del inmueble embargado se produzca por un importe inferior al de la deuda restante, lo cual pondrá en serios apuros al deudor. No sólo ha perdido su casa, sino que, además, aún tiene que seguir pagando dinero al banco.

Concretamente, la dación en pago recogida por el citado Real Decreto Ley indica que, si el banco concede la dación en pago al deudor, éste no sólo quedará liberado de la deuda, sino quetambién podrá permanecer en el inmueble en régimen de alquiler, mediante el pago de una renta mensual que pueda ser asumida. El inmueble pasará a ser propiedad del banco pero, el deudor se verá liberado de la carga hipotecaria y podrá seguir viviendo en el inmueble durante un tiempo y con un coste razonable, de forma que pueda corregir su situación financiera.

Ventajas y desventajas de la dación en pago

La dación en pago ofrece múltiples ventajas, especialmente, para el deudor.

La principal consiste en la liquidación inmediata de la deuda. La propiedad del inmueble se transmite al banco y, además, no se aplican comisiones de cancelación de la deuda, ni de ningún otro tipo.

Por otro lado, brinda una salida razonable a una situación económica insostenible, sin que el deudor se vea obligado a abandonar su hogar de forma inmediata. En otro orden de cosas, haberse visto beneficiado por una dación en pago supone un factor relevante en nuestro perfil crediticio. A partir de ese momento,será más complicado que volvamos a conseguir la aprobación de un préstamo personal o hipotecario, al menos, no sin estar dispuestos a afrontar un mayor tipo de interés y aportar más garantías.

Los bancos no están obligados a conceder la dación en pago

Los bancos no tienen obligación de conceder la dación en pago, ni en el contrato del préstamo hipotecario, ni con posterioridad a su firma.

Puede darse el caso de que una entidad bancaria, acepte la inserción de una cláusula que recoja la dación en pago, de forma que, llegado el caso, tendrá que aceptar esta solicitud por parte del cliente deudor.

También puede llegarse a un acuerdo posterior con la entidad bancaria, para proceder a la dación en pago cuando las circunstancias económicas hagan imposible continuar haciendo frente al pago de la hipoteca.

Sin embargo,en ninguno estos casos el banco está obligado a aceptar la solicitud por parte del cliente, quedando todo en manos de la negociación entre ambas partes.

Cómo puedes conseguir la dación en pago

Para conseguir la dación en pago es necesaria la concurrencia de una serie de factores.

-En primer lugar, el banco debe estar adherido al Código de Buenas Prácticas Bancarias.

-Todos los miembros de la unidad familiar han de estar desempleados y carecer de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales, pues éstos podrían dar lugar a rendimientos económicos.

-El inmueble debe ser una vivienda única en propiedad.

-Del valor de dicha vivienda no puede superar los 200.000 euros.

-La hipoteca ha de carecer de avalista, pues éste funciona como garante del préstamo hipotecario.

-No puede haberse iniciado un procedimiento de ejecución.

-El inmueble no puede estar sujeto a otras cargas, como pudiera ser un crédito pendiente para el que hayamos usado la vivienda como aval.

Alternativas a la dación en pago

Antes de solicitar la dación en pago, te recomendamosintentar negociar con el banco un reajuste de las condicionescontractuales de la hipoteca. El objetivo no es otro que poder seguir pagando la hipoteca y mantener la propiedad del inmueble. De esa forma, no perderemos la inversión que hayamos realizado hasta ese momento.

Solicitud de un periodo de carencia

Existen dos tipos de periodos de carencia habituales.

-La carencia de capital, mediante la cual las cuotas a pagar se verán reducidas, dado que únicamente estaremos pagando los intereses generados por la deuda pendiente. Esto nos permitirá aliviar la carga financiera a la espera de una mejoría de nuestra situación.

-La carencia total, en cuyo caso no pagaremos nada al banco durante el plazo que hayamos pactado, ni en condición de intereses, ni de amortización de capital.

Dicho esto, debe comprenderse que los periodos de carencia no son una solución al problema de la deuda, sino una medida para intentar paliar la situación. De hecho,la deuda seguirá pendiente y en ambos casos, se elevará conforme más tiempo transcurra sin que amorticemos el capital, ni paguemos los intereses debidos.

Reunificación de deudas

Es posible que las dificultades financieras se deban a la acumulación de cuotas mensuales a pagar, como consecuencia de la concurrencia de múltiples préstamos.

En esos casos, vale la pena plantearse una reunificación de deudas, mediante la contratación de una nueva hipoteca, la cual se destine a cancelar todas las deudas anteriores –incluyendo la hipoteca anterior-. La clave radica en establecer una cuota mensual asumible, de forma que podamos aliviar la carga financiera mensual y pagar, poco a poco, nuestra deuda.

Herramientas de Contenido