Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
en la antigua estación de autobuses

Olentzero Badator anuncia la llegada del solsticio de invierno

La Asociación de amigos del carbonero celebra su tradicional fiesta
Por primera vez, las actividades se realizan a cubierto

Laura Garde / Iban Aguinaga - Lunes, 18 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Muchos niños y niñas pasaron por la antigua estación de autobuses, donde se puso en marcha el programa del Olentzero.

Muchos niños y niñas pasaron por la antigua estación de autobuses, donde se puso en marcha el programa del Olentzero. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

  • Muchos niños y niñas pasaron por la antigua estación de autobuses, donde se puso en marcha el programa del Olentzero.
  • Los payasos Txispi y Popi fueron uno de los actos estrella.
  • Todas las actividades de la tarde fueron participativas.

pamplona- “El solsticio de invierno está al caer. Con él, el día ya es un poco más largo y no hay mejor forma de anunciarlo que con la llegada de Olentzero”, explicó Xabier Martínez Álava. Así, la Asociación de amigos del carbonero puso en marcha ayer la programación de este año con la fiesta Olentzero Badator.

La antigua estación de autobuses, con aforo limitado de 600 personas, abrió sus puertas a las 17.30 horas para que cientos de niños disfrutasen del mago Odei, la banda de música de Pablo Sarasate Egun Senti, los payasos Txispi y Popi, la banda de reciente creación Electric Celtic Band y el grupo Lau Urrats con jauzis. “Organizamos una tarde participativa. Todo fue bilingüe y nuestro objetivo era que no estuviese dirigido solo a los más pequeños, sino también a sus padres y abuelos, quienes les acompañan”, esclareció Martínez Álava.

El origen de Olentzero Badator se remonta a hace once años: “Es un homenaje a Baiona. Allá el Olentzero se celebra el sábado más cercano a nochebuena. Este año, como tocaba el día 23, lo hemos adelantado a esta semana”. Asimismo, es la primera vez que la fiesta se realiza a cubierto: “Siempre la hacíamos en la plaza San Francisco. Ahora, las condiciones son mejores. Empezamos con un festival muy humilde, ahora el Ayuntamiento también nos ayuda”, continuó Martínez Álava.

Lamentó, al no contar con los permisos sanitarios necesarios, no haber podido repartir patatas y migas como otras veces: “Antes cocinábamos en Gazteluleku, pero aquí estamos lejos. El año que viene acondicionaremos lo necesario para volver a contar con las licencias”, concluyó.

Herramientas de Contenido