Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Era el minuto 15 de la primera mitad...

No todo es ganar

fútbol femenino | el berriozar se dejó meter un gol para igualar el anotado con una jugadora en el suelo

M.J. Armendáriz - Martes, 19 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Izaskun ‘Kakun’ Mainz, entrenadora del Berriozar.

Izaskun ‘Kakun’ Mainz, entrenadora del Berriozar. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • Izaskun ‘Kakun’ Mainz, entrenadora del Berriozar.
  • Plantilla del Berriozar de la pasada temporada.

pamplona- Era el minuto 15 de la primera mitad del partido de Regional femenino entre Berriozar-Universidad de Navarra, cuando una jugadora visitante quedó tendida en el suelo por lesión. El Berriozar siguió la acción hacia la puerta contraria y, aunque desde la banda gritaban que lanzara el balón fuera, la jugadora no lo oyó y marcó. 1-0. El Berriozar pidió al árbitro, David Azcona, que invalidase el gol. Pero nada se podía hacer. Así que Izaskun Kakun Mainz, entrenadora del Berriozar, no lo dudó: dijo a sus jugadoras que dejaran centrarse al equipo contrario y permitieran que marcaran un gol. Así fue. 1-1 en el marcador, y a seguir jugando. Como sin nada hubiera pasado.

Pero sí había ocurrido algo extraordinario. Y el equipo de la Universidad de Navarra fue el encargado de dar visibilidad al gesto de su rival y lo difundió por las redes sociales.

El partido terminó 5-1, con victoria del Berriozar. Pero Kakun Mainz asegura que “no siempre lo más importante es el resultado”. “Intentamos que la jugadora enviara el balón fuera, pero no nos oyó y ya no había vuelta atrás. Le dijimos al árbitro que no diera validez al gol y pitara un bote neutral para reanudar el juego, pero él nos dijo que no podía hacer eso, porque ya había señalado el gol”.

Ante esta situación, la entrenadora lo tuvo claro. “No podíamos volver atrás, pero no era una situación que moralmente estuviera bien. Y todo en el fútbol no es ganar. Así que dejamos que se centraran y dijimos que no íbamos a disputar el balón. Y les dejamos marcar”. Era el minuto 15. Y con el 1-1 llegaron al descanso.

No le da demasiado mérito a la acción. “De hecho, nosotras no le hemos dado ningún bombo a la jugada. Se ha conocido porque la Universidad lo puso en las redes sociales. Pero nosotras creemos que hicimos lo que debíamos”.

No es la primera vez que el Berriozar protagoniza un gesto deportivo esta temporada. El 1 de noviembre, hay otro ejemplo. “En Zizur, una jugadora del Ardoi se quedó en el suelo. Mi jugadora siguió adelante, entró en el área y le hicieron penalti. Mandamos que lo tirara fuera, porque era lo más justo. No todo es competir. Y qué menos que hacerlo si además vas ganando 0-4. Ese partido terminamos 0-9. Tendría mérito si lo hiciéramos en una final de la Champions. Pero yo creo que la filosofía debería ser la misma”.

Herramientas de Contenido