Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Música

Porticos de la Navidad

Por Teobaldos - Martes, 19 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

concierto instituto público sancho III el mayor de tafalla

Intérpretes: Instituto Público Sancho III el Mayor de Tafalla: Coro, Metales y percusión, Organo. Director: Alfonso Haurte Guillén. Organo:Alvaro Landa. Programa: Himno Gregoriano;villancicos anónimos de Francia, Suecia, Baztán, Inglaterra, Cataluña, Austria, Castilla y País Vasco;y obras de Gautlett;Mateo Flecha, el Viejo;Murray;Haendel;Mendelssohn. Programación: Instituto R.Sancho.. Lugar: Iglesia de Santa María de Tafalla. Fecha: 6 de diciembre de 2017. Público: lleno con gente de pie.

en estos días previos a la Navidad hay varios pórticos que la van preconizando, que van recomendando su poder de convocatoria hacia la convivencia y la concordia. Y estos pórticos se dan por toda la geografía occidental, con pequeños acontecimientos entrañables, como los belenes;o grandes convocatorias musicales, como el programa extraordinario de Radio Clásica, por ejemplo, que emite música en torno a la Navidad desde todos los países europeos. En Tafalla, uno de esos pórticos que van haciendo tradición -once años-, es el ofrecido por el Instituto Sancho III el Mayor: un oficio, fundamentalmente, académico, que se desborda de pedagogía, musicalidad y estética visual. Son más de cien los alumnos y exalumnos que participan;con calidad musical, disciplina, continuidad que abarca todas las edades, y una simetría ordenada y colorista que se enmarca, en un plano fotográfico sin igual, entre el retablo de Anchieta de la iglesia de Santa María y su órgano de tubos, que tan bien suena en las manos de Alvaro Landa. En ese escenario, no diré que operístico, pero sí de oratorio catedralicio, van sonando -con una acústica francamente buena, al situar el coro en el centro de la iglesia- las mejores músicas navideñas. Es un coro de aluvión de alumnos que, por razones obvias, cambia, en gran parte, cada año;de ahí que la labor de su director, Alfonso Huarte Guillén, sea doblemente encomiable, al obtener el resultado que obtiene. En las filas del coro hay varias nacionalidades, y Haendel planea sobre todas ellas con el esplendor de la universalidad de la música. Y, en el programa, obras autóctonas -porque hay que conservarlas, e incluso, enriquecerlas con hermosas armonizaciones-, y otras del repertorio universal, porque hay que conocer lo de fuera, otros ritmos, otros idiomas: eso es la educación de calidad.

Ciñéndonos al concierto de este año, me han llamado la atención, sobre todo, dos cosas: la excelente sonoridad -color vocal, afinación, potencia y convicción- de la cuerda de las (los) sopranos, tanto en la formación del Coro Rey Sancho -una selección de toda la clase de música-, como en las intervenciones de toda la clase;y, por otra parte, el nivel alcanzado por el grupo de metales y percusión que acompañan al coro. Dos espectaculares muestras de lo que digo fueron, por ejemplo: en las voces, el comprometido pasaje Hantxe dago, -del Mesias sarritan)- de tesitura muy aguda, atacada con valentía, y presumiendo de un fiato -(respiración controlada)- sobrado, que mantenía ese agudo en un calderón prolongado;y, en los metales, sobre todo en las trompetas, la armonización del villancico popular Ya viene la vieja, donde los cobres aportan una solemne y alegre envoltura. También a destacar, un precioso e íntimo villancico catalán;y, sobre todo, el resultado grandioso de las versiones de los grandes clásicos, Mendelssohn, Haendel, Adeste Fideles, donde fanfarria, órgano y coro se elevan como el gótico. Feliz Navidad.

Herramientas de Contenido