Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

En caso de atentado huye, no te hagas el muerto

interior publica un decálogo de medidas sobre cómo actuar frente ataques terroristas aunque asegura que no existe ninguna amenaza concreta

Martes, 19 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

conocer la ubicación de las salidas de emergencia, evitar manipular objetos sospechosos, huir del lugar sin ser visto por el terrorista, esconderse de él o jamás fingir estar muerto son algunos de los diez consejos que lanza el Ministerio del Interior a los ciudadanos para saber actuar en caso de atentado.

Un decálogo de medidas de autoprotección emitidas en un vídeo de animación de poco más de minuto y medio que ya puede verse en diferentes perfiles de las redes sociales del ministerio con la etiqueta #QuéHacerEnUnAtentado.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, desligó ayer este decálogo Qué hacer en un atentado de la Navidad, para cuando se mantiene el nivel de alerta 4 con medidas reforzadas. “Son consejos y pautas de actuación para la seguridad, pero sin ánimo de provocar alarma alguna, sino todo lo contrario”, explicó Zoido. El ministro presentó el decálogo junto al jefe de la unidad antiyihadista del Servicio de Información de la Guardia Civil, el teniente coronel, Francisco José Vázquez, y el policía nacional y cuatro veces medallista olímpico de piragüismo, Saúl Craviotto.

“Lo que se busca es que el ciudadano conozca unas pautas sencillas de actuación, unos automatismos para reaccionar”, señaló Vázquez, que ha recordado que hay estudios que indican que entre el 70 y el 75% de las víctimas de un atentado se bloquea y no sabe reaccionar. La guía de consejos ha sido elaborada por expertos antiterroristas después de analizar diferentes atentados y situaciones de riesgo para que los ciudadanos, si se ven en alguna de ellas, sepan actuar de forma correcta.

Interior difundirá un vídeo por redes sociales orientado a evitar el bloqueo de aquellos que se vean involucrados en un atentado.

Qué hacerEntre las recomendaciones: no detenerse a recoger pertenencias u objetos, ni tirarse al suelo fingiendo haber sido abatido. Fingir haber sido abatido es uno de los aspectos en los que incidieron. Se debe procurar, según los expertos que han participado en el decálogo, alertar a otras personas para tratar de impedir que se aproximen. En la presentación se desligó la recomendación de no permanecer en el lugar de los hechos con la actuación de ciudadanos como Ignacio Echeverría, que murió en Londres ante un “delito flagrante” en su deseo de ayudar a otra víctima.

Tanto si se encuentra en la vía pública como en un edificio, Interior recomienda a la población ocultarse protegiéndose tras algún muro u obstáculo suficientemente resistente si no puede alejarse del lugar del incidente. Si se oculta una persona en un establecimiento o local, lo mejor es cerrar la puerta reforzando el cierre con muebles o enseres y después, alejarse. Y siempre haciendo el menor ruido posible, silenciando el teléfono móvil para no revelar su presencia.

Tan pronto como le sea posible y sin delatar su posición, toda persona que se vea inmersa en un atentado, tiene que avisar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, informando de todos los detalles que recuerde. La aplicación gratuita para teléfonos móviles AlertCorps permite enviar una alerta con la posición geográfica a los cuerpos policiales más cercanos, así como mantener una conversación por teléfono o un chat y colaborar con los servicios policiales.

COLABORAR con la policíaInterior recomienda seguir todas las instrucciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o personal de seguridad si lo hubiera. Llama a evitar movimientos bruscos o repentinos que puedan ser considerados como amenazas. En este sentido, se debe mantener las manos a la vista procurando no llevar nada en ellas que pueda confundir a la policía.

El decálogo subraya la importancia de informar ante la sospecha de la existencia de individuos u organizaciones que en el seno de su comunidad, centros educativos, culturales, religiosos o de ocio difundan mensajes que inciten al odio y a la violencia. En este sentido es también fundamental la aportación de información sobre personas que hayan intentado algún método de captación y de aquellas otras que hayan tenido cambios repentinos de comportamiento. - E.P.

Herramientas de Contenido