Aranzadi deja en manos de su asamblea la decisión final sobre las Cuentas

UPN considera que el cuatripartito “hace aguas”, mientras que I-E resta trascendencia a las diferencias

Martes, 19 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los tres representantes de Aranzadi, en un pleno anterior.

Los tres representantes de Aranzadi, en un pleno anterior. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Los tres representantes de Aranzadi, en un pleno anterior.

pamplona- Aranzadi justificó ayer su decisión por la petición de “una transformación más rotunda para Pamplona en el tercer año de legislatura” que haga realidad “las claves para construir un modelo de ciudad más social, igualitaria y sostenible”, y dejó en manos de la asamblea la decisión final sobre los Presupuestos, cuya aprobación está fijada para el Pleno del 16 de enero.

Así se indicaba en un comunicado que la formación de electores emitió muy pocos minutos después de que el alcalde desvelara la abstención de uno de sus dos representantes en la Junta de Gobierno de Local.

Para Aranzadi, la diversidad de opiniones y pareceres “se debe plasmar porque contribuye a construir una ciudad más plural y posibilita una transformación real y duradera”. La abstención se sustenta además “en el ejercicio de nuestro legítimo derecho a la discrepancia que, cabe recordar, forma parte de nuestro acuerdo de Gobierno del cambio” y que “recoge la voz de la Asamblea, así como de las y los iruindarras que nos han depositado su confianza para exigir un cambio contundente”.

Así, concretan que su discrepancia tiene que ver también con la “tensión insoportable” que la “presión” del ministerio de Hacienda sobre los presupuestos de Navarra genera “entre quienes están dispuestos a aceptar el órdago del Ministro y gestionar la miseria durante 2018 y quienes apuestan por mantener vivo el proyecto del Cambio”, como es su caso. Aranzadi insiste en su “compromiso total y absoluto con el cambio, con el Acuerdo Programático y, en consecuencia con que se aprueben los presupuestos de esta ciudad para 2018”, pero añaden que su “objetivo principal es poner a las personas en el centro de la política, trabajar por la reversión de las desigualdades y por garantizar todos y cada uno de los derechos humanos”.

También con celeridad, UPN emitió un comunicado señalando que lo sucedido con los Presupuestos confirma que “el cuatripartito hace aguas”. Para los regionalistas, “Asiron ha confirmado lo que UPN viene denunciando desde hace meses, que su gobierno municipal atraviesa una crisis de calado que mantiene al Ayuntamiento al ralentí fruto de su evidente falta de liderazgo”. Señalaron que “vuelve a ponerse de manifiesto que el único proyecto que compartían los cuatro grupos del gobierno municipal era echar a UPN y que así es imposible hacer que la ciudad avance o afrontar retos de calado”.

I-E quita hierroI-E valoró ayer la propuesta de presupuestos del Ayuntamiento para 2018 y restó importancia al voto de abstención de Aranzadi. “I-E no considera trascendental el voto de abstención de Aranzadi desde el punto de vista político, pensamos que en un gobierno a cuatro se deben poder expresar los disensos con normalidad y aceptación”.

El PSN aseguró que “vemos cómo la continuidad, en el peor sentido del término, es la característica de un presupuesto que recoge partidas y proyectos una y mil veces anunciados por parte de Asiron y su equipo pero nunca desarrollados”. - D.N.