Gamesa prejubilará desde los 55 años y ofrecerá bajas con 45 días de indemnización

Se puede apuntar personal de Sarriguren, Arazuri y Agustinos
En Pamplona hay 31 trabajadores que pueden acogerse a las prejubilaciones
La compañía querría ahorrarse entre 13 y 14 millones en España

S. Zabaleta/Adrián Legasa - Miércoles, 20 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Instalaciones de Siemens Gamesa en la Ciudad de la Innovación en Sarriguren.

Instalaciones de Siemens Gamesa en la Ciudad de la Innovación en Sarriguren. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Instalaciones de Siemens Gamesa en la Ciudad de la Innovación en Sarriguren.

pamplona- Siemens Gamesa y el comité, UGT, CCOO y ELA, llegaron ayer a un punto de encuentro para poner en marcha el plan de ajuste, que afecta al personal de oficinas y de mantenimiento. En el caso de Navarra, engloba los centros de Sarriguren, Arazuri y los Agustinos, y queda fuera la planta de producción de Aoiz.

Ambas partes acordaron las medidas que incluyen bajas voluntarias, con una indemnización de 45 días por año trabajado con un mínimo de 30.000 euros;salidas incentivadas para los mayores de 55 años de 45 días con un límite de dos anualidades;prejubilaciones desde los 55 y excedencias con mantenimiento de la plaza.

Las personas interesadas en apuntarse pueden hacerlo desde hoy hasta el jueves 18 de enero a través del siguiente correo electrónico: buzondeadhesionalplan@gamesacorp.com. El número de prejubilaciones que se pueden realizar entre las diferentes comunidades autónomas asciende a 77, 62 trabajadores de entre 55 y 60 años;y 15 empleados mayores de 61 que no tienen contrato relevo. De ellos, 31 se ubican en Pamplona - 26 de entre 55 y 60 años y cinco a partir de 61-, informaron fuentes de UGT.

El ERE retirado contemplaba el despido de 272 personas, y parece ser que el objetivo de la compañía es alcanzar ese número, que supondría un ahorro de entre 13 y 14 millones de euros en España, según indicaron fuentes consultadas por este periódico. De esta forma, el ajuste global de 6.000 despidos alcanzaría los 300 millones.

Las dos patas del ajuste serán una oferta de bajas voluntarias y un plan de prejubilaciones para quienes hayan cumplido 55 años, en ambos casos solo en oficinas y mantenimiento. En cuanto a las bajas voluntarias, ya el lunes quedó clara la disposición de la compañía a elevar la compensación por encima de la oferta inicial de 33 días por año trabajado, cifra que se ha incrementado hasta los 45 días.

Además, fuentes sindicales remarcaron la importancia de que no se ha fijado un tope de mensualidades a la hora de calcular la cantidad total -únicamente para los prejubilables se limita el pago a 24 mensualidades-, así como que todos los interesados, al margen del tiempo que lleven en la empresa, tendrán una paga mínima de 30.000 euros.

prejubilacionesLa parte más complicada de acordar fue el plan de prejubilaciones. Finalmente, la multinacional ofreció marcharse a los trabajadores que tengan 55 años o más: 26 en Pamplona de entre 55 y 60 años, 21 en Bizkaia, trece en Madrid y dos en otros centros de otras comunidades. En cuanto a los que tienen 61 o más años: hay cinco en Pamplona, cinco en Bizkaia y cuatro en Madrid. Este número respecto a los 4.000 trabajadores de la compañía en España desvela que esta plantilla es joven. Si la compañía se ha propuesto el objetivo de 272, una de cada tres salidas se podría hacer vía prejubilación.

Para los empleados que tengan 55 años se ofrece un complemento de hasta el 70% del sueldo hasta los 63 años, los que hayan cumplido 56 recibirían el 75% mientras que los que tengan entre 57 y 60 años tendrían derecho a percibir hasta el 80% de su salario hasta que puedan acogerse a la jubilación. Además, para las nóminas inferiores a 45.000 euros brutos se activaría una cobertura extra del 5%. Por último, se incluye la posibilidad de acogerse en 2018 a una excedencia con fecha de reincorporación entre el 30 de septiembre y el 31 de diciembre de 2020, y el trabajador tendría asegurado un puesto equivalente.


las reaccionesEn la reunión de ayer se terminó de dibujar un paquete de medidas no traumáticas que, según la empresa, incluye condiciones “muy favorables” para los trabajadores -el grupo cuenta con 1.600 en Navarra y 600 en la CAV-. El comité indicó que valoraría el acuerdo una vez que se compruebe la acogida que tienen las medidas entre la plantilla. De esta manera, UGT, CCOO y ELA redactaron un comunicado conjunto en el que señalaron que “no se ha podido cerrar un acuerdo” porque “a día de hoy no se ha concretado cómo se va a articular una garantía de empleo para los próximos tres años”.

El hecho es que, aunque no hay un papel firmado, los tres sindicatos que se mantienen en la mesa mostraron ayer su conformidad con el plan de medidas no traumáticas. UGT reiteró ayer que siguen trabajando “en obtener una garantía de empleo para la plantilla o, al menos, aplicar medidas no traumáticas en los próximos tres ejercicios”. Desde CCOO manifestaron que las condiciones acordadas para las salidas voluntarias hay que tomarlas como “un paso más en este camino difícil, en el que todavía queda por cerrar la solución completa que es la garantía de empleo”. Desde ELA manifestaron que su objetivo prioritario es lograr “esa garantía de empleo”.

Como reclamaban los sindicatos, el plan está abierto a todos los centros afectados por el ERE de extinción en el país. Esto podría hacer que la solicitud de bajas no coincida con el reparto de los despidos ideado por la multinacional, aunque desde la compañía aun no se aclara qué ocurriría en ese caso. Fuentes de Siemens Gamesa se limitaron a destacar el consenso alcanzado con los sindicatos -el comunicado posterior del comité negando un acuerdo causó un gran malestar en la dirección-, confiando en que el plan de incentivos tenga buena acogida y permita rondar las 272 bajas que incluía el ERE.

Aunque la plantilla puede solicitar ya mismo una de las fórmulas voluntarias, posiblemente los próximos días, que coinciden con las fiestas navideñas, serán para hacer números. Por eso, será a partir de la segunda semana de enero cuando se comprobará si el plan tiene éxito.

Si es así, la empresa y los sindicatos estarían en condiciones de cerrar el proceso con las garantías de mantenimiento del empleo para las personas que permanecen en plantilla como reclama la parte social. Las medidas se activarían de manera más o menos inmediata con lo que Siemens Gamesa podría tener culminada la reestructuración a la hora de presentar su nuevo plan de negocio a mediados de febrero.

medidas de ajuste

Bajas. 45 días por año trabajado, en principio sin límite de mensualidades. Se asegura un mínimo de 30.000 euros para los de menos antigüedad. Los de 55 años tienen un límite de dos anualidades.

Prejubilaciones. Los complementos se abonarán en doce mensualidades. En todo caso, el tope salarial garantizado en las prejubilaciones será de hasta 100.000 euros brutos. Y es que en el caso de que tras la aplicación del correspondiente porcentaje resulta una cuantía superior, se percibirán esos 100.000 euros.

Excedencias. Se podrá solicitar desde 2018, con límite en 2020, y mantenimiento de plaza.

Sin límite. Aunque la idea de la multinacional sigue siendo prescindir de 272 personas, el acuerdo abre estas medidas a todo el personal de oficinas y mantenimiento.