El comercio del centro de Pamplona calcula 'una pérdida de 10 millones' por el Plan de Amabilización

Según el cálculo de la Asociación Casco Antiguo de Pamplona se han destruido 117 empleos en la zona - "Suena fuerte, pero es una realidad que se va incrementando día a día", declara su presidente Pablo Goñi

EFE - Miércoles, 20 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 12:48h

Vehículos accediendo a la calle Nueva, zona vigilada con cámaras de control de acceso al casco viejo, zona exclusiva de residentes tras la entrada en vigor del nuevo Plan de Amabilización del Centro.

Vehículos accediendo a la calle Nueva, zona vigilada con cámaras de control de acceso al casco viejo, zona exclusiva de residentes tras la entrada en vigor del nuevo Plan de Amabilización del Centro. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Vehículos accediendo a la calle Nueva, zona vigilada con cámaras de control de acceso al casco viejo, zona exclusiva de residentes tras la entrada en vigor del nuevo Plan de Amabilización del Centro.

PAMPLONA. El comercio del centro de Pamplona (Casco Viejo y Primer y Segundo Ensanche) calcula que, en los cien días transcurridos desde la puesta en marcha del "plan de amabilización", ha perdido 10 millones de euros de facturación y se han destruido 117 empleos en la zona.

"Suena fuerte, pero es una realidad que se va incrementando día a día", ha declarado en conferencia de prensa el presidente de la Asociación Casco Antiguo de Pamplona, Pablo Goñi.

En la zona centro hay actualmente unos 1.100 comercios que dan empleo a más de 3.000 personas y, teniendo en cuenta toda la actividad económica, las cifras ascienden a 2.400 locales en planta baja y más de 6.000 trabajadores.

Los datos estadísticos, ha apuntado, revelan que los comercios de estos barrios han perdido unos 100.000 euros diarios y esto "sin contar las pérdidas de las empresas de servicios, el impacto económico indirecto, el inducido y el derivado en su recaudación fiscal".

El portavoz de los comerciantes ha destacado que, según los sistemas de conteo instalados en los comercios, en estos meses se ha producido "un significativo descenso en la afluencia de peatones" a los establecimientos, que cifran en más de un 10 %.

Además, en las 400 encuestas realizadas en colaboración con la Cámara de Comercio, se constata que entre un 65 % y un 80 % de los comercios consultados declara pérdidas de facturación en este periodo que oscilan de un 10 % a un 30 % en la zona más afectada (Casco Viejo, Primer Ensanche y parte norte del Segundo Ensanche).

En ese sentido, según los datos del Instituto de Estadística de Navarra que manejan los comerciantes, se está produciendo un "acentuado" trasvase de facturación del pequeño comercio hacia las grandes superficies, ubicadas sobre todo en la periferia.

De hecho, en Navarra las grandes superficies aumentaron sus ventas casi un 5 %, cuando en la media española es de un descenso de facturación en ese mismo porcentaje.

Goñi ha asegurado que, "aún compartiendo plenamente el deseo de mejora y dinamización de la ciudad", el plan ha demostrado ser un "fracaso" en sus objetivos "de revitalización social y económica" de esta zona de Pamplona.

El gerente de la Asociación, Carlos Albillo, ha comentado que a finales de noviembre plantearon al Ayuntamiento de Pamplona una serie de "correcciones o ajustes" en el plan, entre ellas la apertura limitada de las calles José Alonso y Padre Moret, completar el circuito del Paseo Sarasate, y promocionar y señalizar el aparcamiento disuasorio de Trinitarios.

También plantearon medidas como la restricción en la Zona de Acceso Controlado (ZAC) al paso de vehículos, permitir el acceso a la zona de San Lorenzo-Recoletas para vehículos autorizados, facilitar una información "veraz, completa y adecuada" sobre las formas de llegar al centro, y una intermediación municipal con los parking de la zona para obtener tarifas más ventajosas para el comercio y sus clientes.

Sin embargo, ha indicado la gerente de Ensanche Área Comercial, Amaya Villanueva, "prácticamente todas las demandas planteadas fueron rechazadas" y por este motivo las asociaciones de comerciantes van a iniciar una campaña de comunicación y sensibilización pública "sobre la grave situación que están atravesando sus comercios y la necesidad de atender adecuadamente" la accesibilidad al centro.

Pablo Goñi, tras aseverar que las demandas de las asociaciones fueron rechazadas "por dogmatismos políticos" y no por criterios técnicos, ha emplazado a los responsables municipales a que, "de manera urgente", establezcan medidas de "reversión" del plan.

"No podemos tener mucha más paciencia", ha asegurado Goñi, que ha resaltado que las medidas de este plan de amabilización se adoptaron desde un punto de vista "ideológico".