Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

abstención en los presupuestos de pamplona

La exigencia de Aranzadi, con el presupuesto ya negociado, de una partida para el carril bici del Labrit provocó la crisis en el cuatripartito

El alcalde comunicó ayer a los 3 concejales que si no apoyan las cuentas saldrán del gobierno municipal

Kepa García - Miércoles, 20 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Asiron y Cuenca, en el acto oficial de inauguración del Plan de Amabilización del centro.

Asiron y Cuenca, en el acto oficial de inauguración del Plan de Amabilización del centro. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Asiron y Cuenca, en el acto oficial de inauguración del Plan de Amabilización del centro.

PAMPLONA- La decisión de Aranzadi de reclamar una partida presupuestaria para un corredor sostenible en la zona del Labrit cuando las negociaciones ya estaban cerradas fue el detonante de la crisis abierta en el gobierno municipal de Pamplona, que se evidenció el lunes con la abstención de uno de los dos representantes de la agrupación de electores al proyecto de Presupuestos y el posterior anuncio del alcalde Joseba Asiron de que la continuidad de Aranzadi en el equipo de Gobierno dependía de una rectificación inmediata.

El aviso sigue vigente, como ayer se encargó de recordar el alcalde a los tres ediles de dicha formación en la reunión que mantuvieron por la mañana mientras el resto de concejales del cuatripartito asistían a la Junta de Gobierno Local.

A la hora de cerrar esta edición, la rectificación en los términos exigidos por Asiron no se había producido, aunque es previsible que en las próximas horas se conozca si Aranzadi mantiene una postura crítica con los Presupuestos o los apoya sin fisuras. Pese a varios intentos de este periódico, no fue posible ayer conocer la valoración de los representantes de Aranzadi, que se remiten al comunicado emitido el lunes en el que justificaban su decisión;mientras que desde Alcaldía se está a la espera de que haya un posicionamiento claro al requerimiento expresado por Asiron.

Lo que más ha molestado a los socios mayoritarios (EH Bildu y Geroa Bai) es que Aranzadi reclamó una nueva partida para el área de Movilidad cuando los presupuestos ya habían sido consensuados previamente. Algo similar sucedió la semana pasada, cuando estaba previsto que se anunciara en rueda de prensa el acuerdo para las cuentas municipales de 2018, pero 24 horas antes Aranzadi planteó nuevas exigencias y hubo que retrasar el anuncio.

Acabaron siendo aceptadas por el cuatripartito con el convencimiento de que se ponía fin a un largo periodo negociador, complicado por la reciente remodelación del equipo de Gobierno que amplió en tres las áreas municipales. Sin embargo, Aranzadi acudió a la reunión del lunes de la Junta de Gobierno Local en la que se tenía que aprobar el proyecto presupuestario con una nueva propuesta para poner en marcha otro corredor sostenible -entre el centro y los barrios del norte por la cuesta del Labrit- y el anuncio de que sus bases no habían dado el visto bueno a los presupuestos presentados en una asamblea celebrada días antes.

situarse fueraLo que ha trascendido sobre lo que sucedió en esa reunión de la Junta de Gobierno Local es que EH Bildu y Geroa Bai rechazaron la propuesta por razones técnicas (es un proyecto que no está definido) y de oportunidad política, con críticas muy severas sobre la forma en la que Aranzadi ha afrontado esta negociación. Asiron, por su parte, recordó a los socios minoritarios que los Presupuestos suponen la piedra angular de cualquier gobierno y que no apoyarlos de forma inequívoca era situarse fuera del equipo municipal.

El desencuentro fue desvelado por el alcalde en la rueda de prensa convocada para dar a conocer los detalles de las cuentas para 2018, comparecencia que tuvo que empezar con varios minutos de retraso ya que la reunión del cuatripartito se prolongó hasta las cinco de la tarde. Lo que estaba destinado a ser una presentación para destacar que Pamplona dispondrá, por tercer año consecutivo, de unos presupuestos consensuados por los cuatro grupos, acabó poniendo en evidencia que los problemas internos no han quedado resueltos con la reciente remodelación.

Cabe recordar que los cambios que introdujo el alcalde hace unas pocas semanas -que incluían a Geroa Bai asumiendo la gestión directa de dos áreas delegadas- fueron consecuencia directa de la primera crisis del gobierno del cambio, que se produjo en la pasada primavera. Entonces, Aranzadi, acompañado de I-E, criticó la forma de tomar las decisiones en el seno del cuatripartito, que en su opinión favorecía a los socios mayoritarios.

La respuesta del alcalde fue abrir un proceso de reflexión que se prolongó varios meses y que debía establecer los mecanismos para que las diferencias se canalizarán a nivel interno.

Herramientas de Contenido