Nuevo convenio para la gestión de las bibliotecas públicas

El acuerdo firmado por Gobierno y Consistorio incluye por primera vez personal del Ayuntamiento

Jueves, 21 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

pamplona- El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona firmaron ayer un convenio que define el ámbito de colaboración entre ambas administraciones para la gestión de las bibliotecas públicas de Pamplona, y que permite consolidar un modelo para las mismas. El convenio incluye a las bibliotecas de Chantrea, Etxabakoitz, Iturrama, Mendillorri, Milagrosa, San Francisco, San Jorge, San Pedro y Yamaguchi en Pamplona, todas ellas integrantes de la Red de Bibliotecas Públicas de Navarra, y el acuerdo supone un modelo de gestión compartida.

Con este acuerdo, el Ayuntamiento de Pamplona destina por primera vez personal de apoyo a las bibliotecas, cuya responsabilidad máxima en la gestión sigue siendo del Gobierno de Navarra, que asume de manera inequívoca esta gestión, con un sistema bibliotecario único en el estado. El convenio firmado ayer sustituye al suscrito en 2004 entre el Gobierno y el Ayuntamiento. Asimismo, sustituye al acuerdo alcanzado entre ambas administraciones el pasado mes de enero para la Biblioteca de San Francisco. En el caso de esta biblioteca, el Ejecutivo la dota de personal con dos bibliotecarios, y por parte del Consistorio se garantiza inicialmente la presencia de al menos dos personas que cubrirán turno de tarde y de mañana. El acuerdo establece que el Gobierno dotará a las bibliotecas del personal técnico bibliotecario necesario -que en el momento de la firma asciende a 21 profesionales-, y el Ayuntamiento asume la obligación de colaborar en la mejora de este servicio proporcionando personal de apoyo. Tanto el Gobierno de Navarra como el Ayuntamiento de Pamplona se comprometen a incrementar las inversiones en fondos bibliográficos y en actividades en las bibliotecas de Pamplona. Los edificios de estas bibliotecas, propiedad del Ayuntamiento, se ceden con carácter gratuito para uso exclusivo de las bibliotecas públicas, y el Ayuntamiento es el responsable del mantenimiento y la conservación de los locales y sus instalaciones. Por su parte, el Gobierno de Navarra se compromete a proporcionar la instalación informática, la línea de internet, las licencias necesarias del programa informático de gestión bibliotecaria, y a dotar de los equipos de uso públicos necesarios para la consulta de internet. - D.N.